Abuelas de Plaza de Mayo anunció ayer que fue encontrado el nieto 132

Es hijo de Mercedes del Valle Morales, desaparecida durante la última dictadura militar.

La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, confirmó ayer la recuperación de la indentidad del nieto 132 y profundizó su historia de recuperación de identidad. Contó que el nieto 132, llamado Juan José, pudo saber hace tiempo que era hijo de Mercedes del Valle Morales, desaparecida durante la última dictadura militar, según informó Página 12.

Tras conocer su filiación materna, Juan José dejó su perfil genético ante el Equipo de Antropología Forense (EAAF), que tiempo después logró identificar los restos de su madre en el Cementerio del Norte de Tucumán. De todas maneras, según relató Carloto, la historia para recuperar su identidad mantenía pendiente la información sobre su padre, ya que persistían las dudas de Juan sobre la persona que lo anotó como su hijo y lo crío hasta su muerte. 

Tras una exhumación del cuerpo del presunto padre de Juan, ordenada por la Oficina de Tucumán de la Procuradoria de Crímenes contra la Humanidad, a cargo de Pablo Camuña, y el Juzgado Federal de Tucumán, se conoció que ese hombre no era el padre biológico del nieto 132. 

“La causa seguirá abierta y esperamos que esta conferencia contribuya para que quienes tengan un dato de Mercedes Del Valle Morales, lo aporten”, convocó Estela en la conferencia. “A pesar del dolor trae esta tarea, que es la de reconstruir lo que la dictadura quizo borrar, seguimos celebrando por un 2023 con más encuentro y con más identidades”, concluyó la presidente de Abuelas. 

Abuelas de Plaza de Mayo había anunciado el jueves pasado la restitución de la identidad del nieto 131 y en esa oportunidad, la titular de la organización, Estela de Carlotto, sostuvo que el hecho “nos da esperanza de encontrar a los que faltan”. Allí, sostuvo que el nieto número 131 es hijo de los militantes mendocinos del PTR-ERP, Lucía Nadin y Aldo Quevedo, quienes fueron secuestrados en 1977 y fueron llevados al Centro Clandestino de Detención “Club Atlético” en la ciudad de Buenos Aires.

En una conferencia de prensa, Carlotto precisó que Nadin estaba embarazada de dos o tres meses cuando fue secuestrada en 1977 y que hay sospechas de que el parto podría producirse en la Escuela Mecánica de la Armada (ESMA). También comenté en esa oportunidad que Nadin y Quevedo eran mendocinos, que se conocieron en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Cuyo, y que eran militantes del PTR-ERP.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Mundo