EEUU dice que elecciones en Brasil fueron “libres, justas y creíbles”

El presidente Joe Biden habló por teléfono con Lula Da Silva.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha hablado por teléfono ayer con Luiz Inácio Lula da Silva para felicitarle por su victoria en las elecciones del domingo frente al presidente brasileño, Jair Bolsonaro.

Durante la conversación, según ha recogido la Casa Blanca en un comunicado, Biden ha elogiado “la fortaleza de las instituciones democráticas brasileñas” en el marco de la celebración de unas elecciones que han sido “libres, justas y creíbles”.

“Los dos líderes discutieron la sólida relación entre Estados Unidos y Brasil y se comprometieron a continuar trabajando como socios para abordar desafíos comunes, incluida la lucha contra el cambio climático, salvaguardar la seguridad alimentaria, promover la inclusión y la democracia y gestionar la migración regional”, ha zanjado. Ya tras conocerse los resultados de los comicios, el presidente estadounidense, según dijo la Casa Blanca en un corto comunicado, transmitió su enhorabuena al presidente electo brasileño, al tiempo que también aseguró su deseo de cooperar con el país latinoamericano.

Diferencia de votos

Lula da Silva ganó las elecciones del domingo por un estrecho margen de 2,1 millones de votos sobre el actual gobernante, Jair Bolsonaro, según los datos oficiales divulgados este lunes con el 100 % de las urnas escrutadas.

El histórico dirigente de izquierda, que asumirá el poder el 1 de enero de 2023, venció con un 50,9 % de los sufragios, mientras que el líder ultraderechista se quedó con el 49,1 %, de acuerdo con el Tribunal Superior Electoral (TSE). Lula, que ya gobernó el país entre 2003 y 2010, recibió 60.345.999 votos por los 58.206.354 de Bolsonaro, que perdió la carrera presidencial con más sufragios incluso que los que obtuvo en los comicios de 2018 (57.797.847), que lo llevaron al poder.

Fueron los comicios más ajustados de la historia de un Brasil extremadamente polarizado. También es la primera vez que un presidente pierde la disputa por la reelección desde que es permitida la reelección de los jefes de Estado, en 1997.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.