Crece preocupación en Europa por el resurgimiento del Covid-19

La Comisión Europea no tomará por ahora medidas restrictivas para los viajeros procedentes de China, al mismo tiempo que ha subrayado la importancia de la “coordinación” de las medidas nacionales entre los Veintisiete ante la emergencia de infecciones de coronavirus en China, que han llevado a Italia a anunciar restricciones para los viajeros procedentes de ese país.

“Necesitamos actuar juntos y continuaremos nuestras discusiones (…). La coordinación de las respuestas nacionales a las graves amenazas transfronterizas para la salud es fundamental”, ha señalado en Twitter la Comisión Europea al término de una reunión del Comité de Seguridad Sanitaria para analizar la situación con los Estados miembros. Bruselas no ha facilitado información sobre una posible coordinación de medidas ni ha evaluado la gravedad de la situación. “Es crucial que la UE actúe unida y coordinada ante cualquier posible medida de salud pública ante la situación en China. La Comisión continuará facilitando las discusiones entre los Estados miembros y estará lista para convocar más reuniones si es necesario”, añadió un portavoz del Ejecutivo comunitario.

La misma fuente agrega que por el momento no hay previstas nuevas reuniones, pero que probablemente se actualice esa información “la próxima semana”.

En España, el Ministerio de Sanidad también ha apelado hoy a la “coordinación europea” para afrontar la situación sanitaria ante la ola de contagios en China, y ha recomendado a los viajeros cuyo destino o procedencia sea el país asiático que completen su pauta de vacunación y que actúen con precaución.

Antes de la reunión convocada por el la Comisión, el portavoz comunitario Daniel Ferrie ha señalado que el pasado 7 de diciembre se actualizaron las recomendaciones sobre la libre circulación dentro de la UE y los viajes hacia ella para adaptarse a la mejora de la situación epidemiológica. Se levantaron las restricciones, volviendo a un enfoque prepandémico de la libre circulación, pero se mantuvo un “freno de emergencia” que podría activarse en caso necesario para reintroducir restricciones de forma coordinada. “Si la situación epidemiológica lo requiriese, podrían reintroducirse medidas relacionadas con el COVID-19 de forma coordinada y siguiendo un enfoque basado en las personas”, agrega.

Por otro lado, la Comisión también destaca que la variante B.F7 del coronavirus, prevalente en China, ya está presente en Europa y el número de contagios “no ha crecido significativamente”. En Bélgica, por ejemplo, la cepa dominante es la ómicron BA.4, presente en el 83,2% de las nuevas infecciones, con una curva de contagios estable y una incidencia acumulada de 173 nuevas infecciones por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. “No obstante, permanecemos vigilantes y estaremos preparados para utilizar el freno de emergencia en caso necesario”, concluye. Además de Italia, India, Taiwán, Corea del Sur, Malasia y Japón y Estados Unidos han anunciado nuevas medidas preventivas ante la expansión de contagios en China, semanas después de relajar la estricta política de medidas anticovid que mantenía.

Estados Unidos pedirá a los viajeros procedentes de China un test negativo de covid para entrar al país Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. justificaron el cambio de posición ante el aumento de infecciones y una falta de información adecuada y transparente de China, incluida la secuencia genómica de las cepas.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Sociedad