Cuesta Duarte destaca estancamiento en el empleo

Durante el último trimestre de 2022, la tasa de desempleo promedio se ubicó en 7,8%, un nivel superior al 7,4% observado en igual período de 2021 según informó en su último informe el Instituto Cuesta Duarte. Si bien esto representa un aumento respecto a un año atrás, es una cifra más baja a la registrada en los últimos tres meses de 2019 cuando la tasa de desempleo llegó a ser de 8,8%. Esta tasa de desocupación de 7,8% se corresponde con unos 143.000 desempleados, casi 8.000 más respecto a un año atrás.

Los departamentos que en noviembre registraron tasas de desempleo más altas fueron Río Negro (13,7%), Salto (12,7%) y Rocha (10,9%). Posteriormente aparecen varios departamentos con tasas de desempleo próximas a 10%: Soriano, Lavalleja, Paysandú y Canelones. En el otro extremo, los departamentos con menores tasas de desocupación son: Tacuarembó (3,8%) Flores (4,0%), y Durazno (4,1%). En el caso de Montevideo, la tasa de desempleo de 7,3% se ubicó levemente por debajo del 7,8% observado para el promedio del país. 

El informe señala que “este deterioro del desempleo registrado en el último trimestre se vincula estrechamente a lo ocurrido con los puestos de trabajo. Luego de una muy fuerte recuperación en el segundo semestre de 2021, la tasa de empleo mostró signos de estancamiento y deterioro a lo largo de 2022. Si bien en el último trimestre se ubicó en 57,5% lo que implicó un crecimiento respecto al trimestre anterior -esperable dados los mayores niveles de actividad en los últimos meses del año-, representó un nivel inferior al 57,9% registrado en igual período de 2021”.

El informe acota que “parte de la recuperación del empleo está vinculada con la creación de casi 20.000 empleos públicos relacionados a los programas Jornales Solidarios y el Plan ABC de la Intendencia de Montevideo (IMM), que han constituido una herramienta valiosa en la salida de la pandemia, pero cuyas características -en el caso de los Jornales Solidarios- como la carga horaria y la muy baja remuneración asociada, representan un política de promoción del subempleo y los salarios sumergidos que debería revisarse atendiendo la calidad de los empleos generados”. 

Se concluye que “este año será importante para ver si dentro del mercado laboral se consolida el estancamiento observado en 2022 o por el contrario se logra continuar el proceso de mejora observado fundamentalmente en el segundo semestre de 2021”.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Nacionales