Diego Alonso “voy a ganar el Mundial” a la desilusión de la gente en el debut

Amargo o agridulce, esos fueron los sabores que dejó el debut de Uruguay en el Mundial luego del empate 0 a 0 con Corea del Sur. A juzgar por las expresiones de los protagonistas, una vez finalizado el partido, todos esperaban más de Uruguay.

“Fue un empate que nos deja un poco de sabor amargo”, dijo el golero Sergio Rochet. “Obviamente nos queda un sabor amargo por esas pelotas en los palos, una lástima porque hicimos tanto esfuerzo y no nos pudimos llevar la victoria”, comentó Facundo Pellistri. Su compañero Matías Vecino expresó: “Me queda un sabor amargo porque queríamos arrancar con el pie derecho, ganando”.

Los dirigentes coincidieron: “Tenemos un balance agridulce porque no pudimos obtener el triunfo, pero tiene un trasfondo de tranquilidad porque el equipo tuvo un porte mundialista”, dijo el presidente de la AUF, Ignacio Alonso, a ESPN.

Al tiempo que el presidente de Nacional, José Fuentes, comentó en Sport 890: “Sabor a poco. Jugamos bastante atrás, demasiado replegada la línea de volantes”.

Lo que se vivió en Qatar fue la mismo que se vivió en Uruguay. Por las calles del país reinó la desilusión. Pero ¿había motivos para estar ilusionados?

Está claro que el inicio de cada torneo genera expectativa, los uruguayos se quedaron con la imagen del equipo en las Eliminatorias. Uruguay necesitaba ganar los cuatro partidos que restaban para clasificar al Mundial de Qatar. Diego Alonso, el sucesor de Óscar Tabárez, sorprendió con un equipo que salió a ser protagonista ante Paraguay, Venezuela, Perú y Chile.

Previo al juego contra los peruanos en el Centenario, donde definió la clasificación, el técnico Alonso comentó: “Cada partido es una historia distinta, pero eso no quiere decir que la propuesta no sea la misma y que la intención no sea la misma. La intención es ser protagonista, tener un fútbol propositivo, defender hacia adelante e intentar tener el control del partido”. La idea era clara, ser protagonistas.

Una vez lograda la clasificación, el DT expresó: “No quiero carteles, pero si me preguntan a qué voy a Qatar, voy a ganar el Mundial”.

El 24 de mayo de 2022, Diego Alonso declaró en nota con la agencia EFE: “Yo quiero ser campeón del mundo. Ahora, que lo vayamos a ser, ya son dos cosas distintas. Si lo queremos de corazón y lo queremos de verdad, nos tenemos que preparar para que suceda. Me veo abrazándome con un montón de gente. Así me visualizo. Los grandes soñadores nunca cumplen su sueño, lo superan. Pero hay que prepararse para que pase”,

La gente se embaló con el pensamiento del entrenador y, cuando el jueves se sentó frente al televisor para ver el debut ante Corea del Sur, lo hizo pensando justamente en un equipo que asumiera el protagonismo.

El resultado final, y lo que se vio en el campo de juego generó desilusión. Los hinchas y la crítica cuestionaron el planteamiento. Las redes sociales fueron invadidas por memes donde, el ingenio popular, planteó las similitudes de Alonso con su antecesor Tabárez. De hecho, en la conferencia de prensa se le preguntó por la demora en los cambios y el motivo por el cual se quedó sin mover todo el banco de suplentes, como ocurría con el Maestro.

Hay detalles que analizan los entrenadores y que los aficionados no toman en cuenta. Por ejemplo: las características del rival. Ya no existen equipos sencillos. Y menos a este nivel. Se terminó. Hoy todos juegan, analizan y minimizan hasta a los más poderosos. Que lo digan Argentina y Alemania.

En el primer encuentro queda claro que el DT buscó controlar a los coreanos. Pellistri, al que en muchos pasajes del juego se lo vio como lateral derecho, fue claro: “En un momento yo iba a atacar al lateral y ellos se pararon 4-4-2 y ahí tuve que empezar a jugar de carrilero, un poco más atrás”. Son partidos. De pronto, el análisis de los futuros rivales y la necesidad de obtener puntos hace modificar la postura de Uruguay.

Todo depende de cómo se. En definitiva, Uruguay está como al inicio: debe ganar los dos partidos que le quedan en la serie, ante Portugal y Ghana, para clasificar y evitar que su técnico quede preso de sus palabras.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Tribuna