EE.UU.: Joe Biden y Donald Trump se encaminan a una revancha electoral

Las elecciones presidenciales de EE.UU. 2024, se celebrarán el martes 5 de noviembre de 2024.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el expresidente Donald Trump, ganaron las primarias dentro de sus respectivos partidos en el estado de Michigan. Ambos vencieron a sus contrincantes con un amplio margen de ventaja.

Este panorama deja la puerta abierta para lo que parece una inevitable revancha electoral, recordando las Elecciones Presidenciales de noviembre de 2020, cuando Biden venció a Trump con un 4,47% de diferencias en el conteo de los votos.

Por un lado, Biden derrotó al representante de Minnesota Dean Phillips, el único rival de importancia que le queda en las primarias demócratas. Pero los demócratas también seguían de cerca los resultados del voto “no comprometido”, ya que Michigan se ha convertido en el epicentro de los miembros no satisfechos de la coalición de Biden que lo llevaron a ganar la presidencia en 2020. El número de votos “no comprometidos” ya superó el margen de 10.000.

En cuanto a Trump, completó la barrida de los primeros cinco estados de la agenda de primarias republicanas. Su triunfo en Michigan sobre su última rival restante, la ex embajadora ante Naciones Unidas Nikki Haley, se produjo después de que el expresidente la superó por 20 puntos porcentuales en Carolina del Sur, donde Haley fue gobernadora.

Ambos equipos de campaña siguen de cerca estos resultados en busca de algo más que un anticipado triunfo. Para Biden, el gran número de votantes “no comprometidos” podría significar que está en graves problemas con la base demócrata de un estado que no puede darse el lujo de perder en noviembre de este año, cuando se realicen unas nuevas Elecciones Presidenciales en el país norteamericano.

Trump, en tanto, ha tenido un mal desempeño entre los votantes de los suburbios y con títulos universitarios, y se enfrenta a una facción al interior de su propio partido que cree que el exmandatario violó la ley en uno o más de los casos penales en su contra. En el caso de los “votos no comprometidos”, recordemos que en las elecciones de 2016, Hillary Clinton perdió Michigan a manos de Trump por sólo 10.704 votos y 2020: Trump fue el derrotado en el mismo estado y los votos fueron a parar del lado de Biden por una diferencia de 154.188 votos. Por lo que estos “votos no comprometidos” pueden ser decisivos para ambos en las próximas votaciones.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Mundo