El Mercado 18 de Julio en pleno Centro Salteño

La ciudad de Salto tiene muy bellos lugares para ser recorridos por los turistas y sin dudas que uno de ellos es el Mercado 18 de Julio, que está ubicado en pleno centro, en el medio de la manzana contigua a la Plaza Artigas. Esto y otras cosas lo hacen único para la ciudad.

El Mercado 18 de Julio o también denominado como Mercado Nuevo, está ubicado en el medio de la manzana delimitada por las calles Uruguay, Rincón, 18 de julio y Artigas, en la ciudad de Salto. 

Al mismo se puede acceder mediante cuatro pequeños pasajes, que están en la mitad de cada cuadra. Los nombres de los mismos son: Pasaje España (paralelo a Rincón y 18 de julio), Pasaje del Carmen y de la Catedral (paralelos a Uruguay y Artigas). En la manzana contigua a éste se encuentra la Plaza Artigas, que según dice nómada.uy, es el corazón de la ciudad.

Al estar diagramado así, el Mercado tiene muy interesante permeabilidad, que deja a las personas ver a través de él la otra parte del acceso y la calle.

Se construyó para sustituir el antiguo mercado y tiene un valor muy grande con respecto a lo histórico por ser muy antiguo y estar relacionado a la vida salteña, según consiga nómada.uy. 

Su estructura interna está determinada por los ejes en cruz, además de tener una planta que es parecida a la de una basílica con varios espacios. Entre ellos hay uno que es el de mayor altura que encaja con los pasajes. Eso puede ser perfectamente visto desde el exterior, sin necesidad de entrar al mismo. 

Con respecto a sus tejados, que son inclinados, se reconocen dos sectores. En el más alto están las circulaciones y su iluminación interior se da gracias a sus ventanas en arco. Presenta una galería externa que está techada por cuatro faldones de teja, que cada uno apunta para un lado del edificio. Más afuera de ella, hay unas cuantas columnillas metálicas que están en el bordo de una pequeña vereda cubierta por el techo.

Esto deja de pasar en sus dos accesos principales, donde se pueden ver tres arcos de mampostería de gran tamaño, con el detalle de que por encima de ellos tienen otro en forma de frontón triangular. Los pilares de los mismos fueron cubiertos en piedra laja, por el año 1950, con un resultado que se mantiene hasta el día de hoy.

En sus primeros años de vida contaba con un sistema de agua por molino y tanque, algo que era un gran avance tecnológico para la época, pero luego fue sustituido por el agua corriente.

Todas esas descripciones con las características de la construcción hacen a un todo muy homogéneo y llama la atención de todos los visitantes por ser algo atípico en pleno centro de la ciudad. 

Este funcionó hasta los años 90, donde se le empezaron hacer trabajos para poder recuperarlo y restaurarlo. Durante los últimos años, en él se han desarrollado actividades culturales y múltiples exposiciones.

Como es de esperarse, este edificio que tiene tantos años, además de que fue y es tan importante para Salto, fue declarado Monumento Histórico Nacional. 

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Suplementos

¿Qué es el INBA?

El Instituto Nacional de Bienestar Animal, es una institución dedicada a la protección y promoción del