El Presidente de Perú propone la castración química para los abusadores sexuales

El secuestro y violación de una niña de tres años generó una ola de indignación.

La violación de una niña de tres años escandaliza a Perú y generó que el presidente, Pedro Castillo, ideara un proyecto para aplicar la castración química a los abusadores sexuales. El proyecto, que genera desconfianza en especialistas, propone aplicar medicamentos para disminuir el deseo sexual de los agresores.

El secuestro y violación de una niña de tres años en Chiclayo (norte) desató la indignación de los peruanos, que realizaron protestas en reclamo de justicia y para pedir “cadena perpetua” a los agresores o incluso “pena de muerte”. “Los crímenes de violencia sexual contra los niños y niñas no serán tolerados por este Gobierno, ni quedarán impunes. El dolor de esta familia también es el nuestro, me siento indignado ante tanta crueldad”, dijo el presidente Castillo, en sintonía con el enojo popular.

La niña había sido reportada desaparecida el 12 de abril y fue encontrada un día después por la Policía junto a su secuestrador, un hombre de 48 años de edad. El detenido fue sentenciado a 9 meses de prisión preventiva. “Este hecho atroz e inhumano nos lleva a una enorme reflexión como país para adoptar políticas públicas de Estado más severas que salvaguarden los derechos humanos de los más indefensos que son nuestros niños y niñas, y la castración química es una opción, no podemos esperar más”, manifestó el mandatario.

La medida, que es utilizada en otros países como castigo para quienes cometen delitos sexuales, consiste en administrar medicamentos que reducen la libido y el deseo sexual a los agresores, con la intención de evitar futuros ataques. El ministro de Justicia, Félix Chero, adelantó a medios locales que el proyecto de ley sobre castración química ya está “listo” pero debe ser acordado primero en el Consejo de Ministros. El ministro del Interior, Alfonso Chávarry, fue uno de los que planteó públicamente sus dudas con respecto a la medida, señalando que el texto debería ser “revaluado” y estudiado porque “así nomás no se puede sacar”.

De alcanzarse un acuerdo dentro del Poder Ejecutivo, el texto debería ser enviado luego al Congreso para ser aprobado y que la castración química sea incluida como medida en el Código Penal. Por otra parte, las declaraciones públicas del mandatario generaron el rechazo de especialistas. El decano del Colegio Médico de Medicina, Raúl Urquizo, negó que la propuesta del mandatario pueda traer buenos resultados. Para Urquizo, “es un populismo inaceptable que hace el Gobierno”. Además, consideró que la medida implicaría un gasto enorme. El especialista también reclamó mejorar la atención en salud mental de las víctimas y trabajar en la prevención del delito. Actualmente, el país carece de especialistas para la atención de menores. Tan solo 40 psiquiatras son los habilitados para trabajar con niños. “Pena de muerte, cadena perpetua ¿esa es la solución? Porque la salud mental de esa criatura… los estudios señalan de que las violaciones son más del entorno familiar: padrastros, hermanos, tíos, amigos”, sostuvo el especialista a RPP noticias.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.