Este año se celebra el 25º aniversario del establecimiento de relaciones de cooperación entre Montevideo y San Petersburgo

En el día de hoy la ciudad conocida como “Capital del Norte” dentro y fuera de Rusia, celebra 320 años de su fundación.

El 27 de mayo, San Petersburgo, conocido como la “Capital del Norte” dentro y fuera de Rusia, celebra el 320 aniversario de su fundación. Evgeny Grigoriev, Presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Gobierno de San Petersburgo, nos contó sobre la relación de San Petersburgo con Uruguay y como ha crecido la moderna metrópolis rusa con el tiempo.

– Evgeny, ¿cómo inició la historia de las relaciones de San Petersburgo con la República Oriental del Uruguay?

 – San Petersburgo tradicionalmente ha desempeñado un importante rol en la historia de formación y desarrollo de las relaciones ruso-uruguayas. Los primeros contactos datan del siglo XIX. En 1857, fue San Petersburgo, que era entonces la capital del imperio ruso, de dónde el emperador Alejandro II envió una nota de respuesta al presidente uruguayo Gabriel Pereira, manifestando su interés por establecer relaciones entre los dos países.

Quizás esta fecha, aunque indirectamente, pueda considerarse el comienzo de la historia de las relaciones entre San Petersburgo y Uruguay. Pero creo que los contactos entre los rusos y los uruguayos existían de una manera u otra mucho antes del establecimiento de las relaciones diplomáticas formales entre nuestros países.

Es un hecho interesante que el diplomático ruso A. Gregher escribió sobre Uruguay a finales del siglo XIX: “Uruguay es un país maravilloso en términos del clima y del suelo, y ningún lugar en Sudamérica ha sido dotado por la naturaleza con tantas ventajas para el desarrollo del comercio y la industria…”

Desenredando poco a poco esta gran maraña de acontecimientos del pasado, podemos encontrar muchos ejemplos de cómo se entrelazan la historia de nuestra ciudad y la historia de Uruguay.

Por ejemplo, la figura de Nikolái Vavílov, el botánico y genetista de Leningrado, en cuyo honor se instaló una placa conmemorativa en la estación agropecuaria experimental La Estanzuela. El hecho es que en 1932, Nikolái Vavilov visitó Uruguay y estuvo allí por poco más de una semana. Pero en ese corto tiempo, pudo conocer sus colegas y familiarizarse con sus obras y reunirse con especialistas del Ministerio de Agricultura. A propósito, más tarde los botánicos uruguayos visitaron Leningrado.

Podemos recordar las actuaciones de las estrellas de Petersburgo en el famoso Teatro Solís: las giras de la bailarina Anna Pavlova y el cantante de ópera Fyodor Chaliapin, director artístico del Teatro Mariinsky de Petersburgo.

Destaco también la visita de la delegación de la Asamblea General del Uruguay a Leningrado en 1968, reflejada en documentos de archivo. El jefe de la delegación Luis Riñón Peret recordó que en nuestra ciudad fueron recibidos “como hermanos, con el corazón abierto”.

Hoy en día, huéspedes de Uruguay y otros países de América Latina son muy bien recibidos en nuestra ciudad como siempre. Lo que pudimos ver con nuestros propios ojos durante la Copa Mundial de 2018, cuando cientos de aficionados latinoamericanos, incluyendo los de Uruguay, crearon un ambiente del brillante carnaval en nuestras calles.

Hablando de la historia de nuestras relaciones, es necesario mencionar el histórico Convenio de colaboración entre San Petersburgo y la capital uruguaya de 1998. Este Convenio es muy importante para nosotros, porque es el fundamento en el que se basa nuestro diálogo con Montevideo, que permite realizar proyectos sustantivos y mutuamente beneficiosos para el bien de los habitantes de nuestras ciudades, a pesar de la considerable distancia y la diferencia horaria.

En noviembre de 2023, cumplirán 25 años de nuestra cooperación. Esperamos poder elaborar con colegas de la capital uruguaya un programa de eventos dedicados al aniversario.

– Sus ejemplos históricos son realmente interesantes. ¿Podría hablar de la dinámica actual de las relaciones de San Petersburgo con los socios uruguayos?

Por supuesto, estamos manteniendo los contactos con Uruguay, pero francamente, la dinámica de la cooperación no refleja plenamente el potencial existente.

La última visita importante fue hace 10 años, en 2013, cuando una delegación de nuestra ciudad visitó Uruguay. Además de los funcionarios, fue integrada por representantes de las empresas más grandes de San Petersburgo. Nuestros colegas uruguayos prepararon un intenso programa de la visita, cuyo evento principal fue una reunión con el entonces Presidente de la República, José Mujica. Durante la misma se discutieron temas de interacción en la esfera de la economía, el comercio y las humanidades.

En aquel momento, nuestro intercambio comercial mutuo estaba en su punto máximo, pero en los últimos diez años, lamentablemente, ha disminuido más de cuatro veces. Las importaciones también han bajado considerablemente. Los suministros desde San Petersburgo están creciendo cada año, pero principalmente debido a los combustibles minerales. Todo esto sugiere que tenemos que avanzar en desarrollo del comercio mutuo.

El gobernador de San Petersburgo, Alexander Beglov, atribuye particular importancia a la cooperación con los países latinoamericanos. Mantenemos contactos muy estrechos con las misiones diplomáticas de Rusia en Uruguay y de Uruguay en Rusia. Esperamos que el interés en la cooperación por parte de nuestros socios en Montevideo se intensifique. Tenemos mucho que ofrecer a nuestros colegas uruguayos.

– Usted ha mencionado el intercambio comercial mutuo. ¿Existen ejemplos de una actividad empresarial exitosa de San Petersburgo en Uruguay? ¿Qué industrias se desarrollan hoy en día en la “capital del norte” de Rusia?

– En Uruguay, hay muy pocas empresas de San Petersburgo, pero en América Latina en general hay varias nuestras grandes empresas que han trabajado con éxito durante muchos años.

San Petersburgo es tradicionalmente conocido por su alto nivel de ingeniería energética. Power Machines SA es uno de los líderes mundiales en este sector. Por ejemplo, esta empresa ayudó a construir la central hidroeléctrica Salto Grande en la frontera de Uruguay y Argentina.

Las industrias tradicionalmente fuertes de San Petersburgo son la farmacéutica y la producción de equipos médicos. La vacuna contra el coronavirus Sputnik V que es utilizado por muchos países de la región de América Latina, se produce en la planta de San Petersburgo Biocad, entre otras. Otra gran empresa que se especializa en producción de vacunas es el Instituto de Investigación Científica de Vacunas y Sueros de San Petersburgo, que tiene una planta de producción en Nicaragua.

Nuestras empresas activamente trabajan en el mercado internacional de las tecnologías de la información. En la ciudad funcionan tales grandes empresas rusas como Yandex y la red social Vkontakte (o VK). 

San Petersburgo realiza su potencial industrial en nuevos sectores, tales como la inteligencia artificial, los sistemas de control remoto y la conducción no tripulada.

En general, se puede decir con certeza que existen muchos temas comunes para el desarrollo de la cooperación. Hoy en día, Uruguay tiene una economía avanzada, inclusive en el campo de la TI. 

Estoy seguro de que una vez solucionados los asuntos de la logística nuestras relaciones comerciales también aumentarán. No estoy hablando solo del transporte de carga marítima, sino también de la comunicación aérea.

Quisiera señalar que tanto San Petersburgo como Uruguay tienen casi todo para el desarrollo del comercio: sistemas portuarios, logística avanzada, alta digitalización de la vida urbana, buen clima de inversión, especialistas calificados.

– Es bueno que ha mencionado el tema del personal. San Petersburgo es conocido por el alto nivel de formación de especialistas de diferentes ámbitos. ¿Cómo es la situación hoy en el sector universitario? ¿Hay estudiantes uruguayos en San Petersburgo?

– Ese es un buen punto. San Petersburgo está lleno del espíritu de la ciencia y la educación. En esta ciudad se hicieron grandes descubrimientos y aquí trabajaron los Premios Nobel y científicos de clase mundial. La propia ciudad inspira el aprendizaje y nuevos logros científicos.

Más del 10% del potencial científico de Rusia se concentra en San Petersburgo. Es el principal centro educativo del país. Imagina que los futuros estudiantes tienen la oportunidad de elegir entre casi 45 universidades, sin mencionar facultades, departamentos y especializaciones más estrechas. En nuestra ciudad se puede obtener habilidades profesionales en casi cualquier esfera.

Es muy prestigioso estudiar en nuestra ciudad. Los aspirantes más talentosos de todo el país y de casi todos los países del mundo llegan aquí. Después de la graduación se convierten en los profesionales.

Si hablamos de estudiantes extranjeros, hay cerca de 39 mil. Desafortunadamente, este año académico no hay estudiantes de Uruguay. Pero 500 estudiantes latinoamericanos eligieron San Petersburgo para estudiar.

Mientras hablamos de la formación universitaria, quiero mencionar otro “puente” que conecta San Petersburgo y Uruguay. En 2019, en la Facultad de relaciones internacionales de la Universidad estatal de San Petersburgo ha sido inaugurado el primer monumento en Rusia al fundador de Uruguay José Artigas. Parece que hoy José Artigas es el único uruguayo en las universidades de San Petersburgo. Pero estoy seguro de que pronto cambiaremos esta situación, y los estudiantes uruguayos reaparecerán en las aulas de nuestras universidades.

– Francamente, ya quiero estudiar en San Petersburgo o al menos visitarlo. ¿Hay muchos turistas en San Petersburgo?

– La temporada turística alta cae en primavera y verano, cuando comienzan las noches “blancas”. Pero la verdad es que nuestra ciudad es hermosa en cualquier época del año. El cambio de estaciones es solo otra razón para redescubrir la belleza multifacética de la Capital del Norte. 

Ahora estamos reconstruyendo activamente el sector del turismo después de la pandemia, y lo estamos haciendo bastante bien. El año pasado 8 millones de turistas visitaron nuestra ciudad.

San Petersburgo puede conquistar el corazón de cualquiero, hasta el viajero más sofisticado. Para los amantes del arte hay magníficos teatros, galerías de arte y conciertos, para aquellos interesados en la historia – museos, conferencias, sitios históricos – y para amantes del descanso activo – campos deportivos y paseos acuáticos.

– ¿Cuáles son los lugares de San Petersburgo que no deben perderse?

– El centro histórico de nuestra ciudad fue declarado por la Unesco como Patrimonio Cultural de la Humanidad. San Peterburgo tiene un conjunto arquitectónico único, que se llama “museo al aire libre”.

Por cierto, hablando de museos, hay cerca de 200 de ellos en la Capital del Norte. Los más famosos son el Museo del Hermitage y el Museo Ruso. Dicen que si se le dedicara un minuto a cada pieza exhibida en el Hermitage, se necesitarían más de 6 años para verlas todas.

Una visita al teatro puede ser el punto de partida perfecto para comenzar a conocer la vida cultural de San Petersburgo. Los teatros más famosos son Mariinsky y Mikhailovsky, donde el público puede sumergirse en el mundo de la ópera y el ballet. Hay muchos teatros de drama en la ciudad. ¡Estoy seguro de que los aficionados extranjeros del arte teatral estarán encantados!

Las turistas que vienen a San Petersburgo por unos días o una semana, tienen que visitar nuestros hermosos conjuntos de parques y palacios: Peterhof, Pushkin, Pavlovsk. Allí se podrá disfrutar de un paseo a la sombra de los árboles, lejos del bullicio de la ciudad. 

Hay que prestar atención a la fortaleza de San Pedro y San Pablo. Es un monumento único de la historia de la arquitectura y el arte de la fortificación de los siglos XVII-XVIII. En la Catedral de Pedro y Pablo, ubicada en el territorio de la fortaleza, están enterrados los soberanos rusos desde Pedro el Grande, el fundador de nuestra ciudad. La fortaleza de San Pedro y San Pablo es el lugar donde comenzó la gloriosa historia de la ciudad en el río Nevá.

Este año San Petersburgo celebra su 320 aniversario. Esta fecha es muy importante para nosotros. Durante su larga historia, la ciudad ha experimentado: grandes desastres naturales, los trágicos años del sitio durante la Segunda Guerra Mundial, pero va avanzando, fiel a los preceptos de Pedro el Grande.

Continuamos las tradiciones de desarrollo de la ciencia, la cultura, la apertura a la experiencia extranjera, es decir, todo lo que el gran emperador planeó cuando fundó San Petersburgo. Me parece que cualquiera que alguna vez visita nuestra ciudad encantadora la sentirá y entenderá, sea cual sea el idioma que habla. ¡Ven a San Petersburgo para conocerla!

– Evgeny, gracias por una conversación tan interesante y detallada. ¡Espero que Sus palabras inspiren a nuestros lectores a visitar la ciudad maravillosa de San Petersburgo!

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Mundo