Frank Howard, héroe del béisbol

Frank Howard, un jugador enormemente popular que sin ayuda de nadie elevó el béisbol de Washington desde mediados de los 60 hasta principios de los 70, ha fallecido, anunciaron los Nacionales. Tenía 87 años.

Aunque Howard nunca llevó a los Senadores de Washington a la postemporada, fue cuatro veces al Juego de Estrellas, se alzó dos veces con el premio JMV y ganó dos títulos de jonrones durante su estadía en el club entre 1965 y 1971.

Howard, que medía 1,90 metros y pesaba alrededor de 115 kilos, fue apodado “El Castigador de la Capital” y “El Monumento de Washington”. Sus descomunales jonrones -incluido uno de 500 pies en el RFK Stadium en 1970- no hicieron sino acrecentar su leyenda.

Tras su carrera como jugador, Howard trabajó brevemente como manager de los Padres y los Mets. También fue coach de los Cerveceros, Mets, Marineros, Yankees y Devil Rays, y trabajó para los Yankees durante muchos años en el departamento de desarrollo de jugadores.

“Al crecer como aficionado al béisbol en Washington D.C., Frank Howard era mi héroe”, declaró en un comunicado Mark D. Lerner, principal propietario de los Nacionales. “Los jonrones que pegó en las gradas del estadio RFK le valieron el apodo de ‘Capital Punisher’, pero siempre le recordaré como un hombre amable y gentil. Toda la familia Lerner desea ofrecer sus pensamientos y condolencias a la familia de Frank en estos difíciles momentos. El mundo del béisbol ha perdido realmente a un gigante”.

Howard rechazó la oportunidad de jugar en la NBA; fue elegido en tercera ronda por los Warriors de Filadelfia tras haber sido All-American de béisbol y baloncesto en la Ohio State University. En su lugar, Howard siguió una carrera en el béisbol que comenzó con los Dodgers, que firmaron al jardinero y toletero derecho en 1958 y lo subieron a finales de la temporada. Howard no fue jugador de todos los días durante gran parte de su estancia en los Dodgers, aunque aprovechó al máximo su tiempo de juego. Fue nombrado Novato del Año de la Liga Nacional en 1960 y ayudó a Los Ángeles a ganar la Serie Mundial de 1963.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.