Gobernador de Tierra del Fuego expresó repudio ejercicios militares que se realizaran en las Islas Malvinas

Las maniobras por parte del ejército del Reino Unido comienzan en esta jornada.

El gobernador de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, Gustavo Melella expresó su repudio por los ejercicios militares que el Reino Unido realizará en las Islas Malvinas. “Este tipo de acciones no pueden ser entendidas de otra forma que como una provocación innecesaria”.

A través de su cuenta de Twitter, el fueguino arrobó a la embajadora del Reino Unido en Argentina, Kirsty Hayes. La organización Unidad Popular (UP) acompañó el repudio del Consejo Asesor de Malvinas ante la realización de “maniobras armadas” llevadas adelante por Gran Bretaña en el archipiélago, y a las que calificaron como un “anacronismo colonial”, una “provocación” y un “acto de desprecio” hacia la Argentina.

“Las fuerzas de ocupación que Gran Bretaña mantiene ilegalmente en territorio argentino, convirtiendo a las islas Malvinas en uno de los territorios más militarizados del mundo, se aprestan una vez a más a realizar ejercicios militares en la zona”, se denuncia en el documento generado por el Consejo Asesor Observatorio Cuestión Malvinas, dependiente de la provincia de Tierra del Fuego, al que suscribió UP.

Allí se explica que desde hoy y al 29 de abril se realizarán “maniobras armadas”, que se suman a otros “ejercicios armados ya realizados” en la zona y constituyen así una “provocación” y un “acto de desprecio” hacia la República Argentina.

El comunicado condena la decisión del Reino Unido por su “anacronismo colonial”, ya que atenta contra “la integridad territorial” de Argentina al adoptar el “uso de la fuerza”, que constituye un hecho “inaceptable en este siglo XXI”.

Según se explica en la misiva, Gran Bretaña “contraviene” la resolución 31/49 de la Asamblea General de Naciones Unidas que “insta a ambas partes a que se abstengan de adoptar decisiones unilaterales que impliquen modificaciones en la situación mientras las Islas” atraviesan “el proceso de negociación” encomendado por ese organismo.

Asimismo, se explica que las fuerzas militares “instaladas ilegalmente” constituyen “una demostración de fuerza” por parte del Reino Unido e Irlanda del Norte que hacen “caso omiso” a las resoluciones de la ONU, que buscan “encontrar una solución pacífica y definitiva” a la disputa de soberanía sobre las Islas del Atlántico Sur. “Por esto, el Consejo Asesor Observatorio Cuestión Malvinas rechaza y condena contundentemente este accionar militar británico que, juntamente a la renovación realizada de medios de defensa aérea y de vigilancia, representa una amenaza a la seguridad del Atlántico Sur y a toda la región”, se completa en el escrito.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Mundo