La ONU ve «irreconciliable» nuevo desplazamiento de Rafá con el Derecho Internacional

Volker Turk insiste en que "ya no queda lugar seguro" en el enclave y que a los desplazados solo les aguardan "escombros"

El Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, Volker Turk, ha condenado este domingo la nueva operación que Israel ha lanzado esta semana en la ciudad de Rafá, en el sur de la Franja de Gaza, y las consiguientes órdenes de desplazamiento forzado contra la población palestina de la localidad. Turk ha denunciado que cientos de miles de palestinos están saliendo de la ciudad en lo que se trata de «un nuevo desplazamiento masivo para una población de por sí traumatizada». La operación israelí en la ciudad, que comenzó el pasado 6 de mayo y que podría preceder a una incursión militar a gran escala, ha dejado ya 278.000 desplazados, entre ellos «heridos, discapacitados y enfermos crónicos».

Ahora, las nuevas «órdenes de evacuación» de Israel amenazan ya al millón de personas — entre ellas casi 600.000 niños, según UNICEF — que quedan aproximadamente a la ciudad, y quienes el Ejército israelí está instando a que se vayan a lugares donde ya no queda nada y siguen corriendo peligro, ha repudiado Turk. «¿A dónde quiere (Israel) que vayan? ¡Ya no queda lugar seguro en Gaza! Es gente que está exhausta, que tiene hambre y que se ha quedado sin opciones. Las otras ciudades de Gaza, como jan Yunis, que en principio deberían albergar a esta gente han quedado reducidas a escombros y siguen bajo ataque», ha manifestado. Por todo ello, Turk ha avisado una vez más de que una incursión militar israelí a gran escala en Rafá, en este contexto, «tendría un impacto catastrófico» y podría ser el desencadenante de «nuevos crímenes y atrocidades».

Finalmente, el Alto Comisionado se ha declarado «profundamente preocupado» por la reanudación de la campaña militar israelí en el norte del enclave, una zona que declaró bajo «total control operativo» en enero pero en la que ha tenido que volver a intervenir tras constatar que las milicias de Hamás estaban recuperando sus posiciones. «Las Fuerzas Aéreas israelíes están ahora miso intensificando sus ataques en Jabalia y Beit Lahia», ha indicado Turk antes de resumir toda la situación como contraria al derecho humanitario.

«Me resulta imposible reconciliar estas órdenes de evacuación, y mucho menos un asalto total, en una zona tan densamente poblada de civiles, con los requerimientos vinculantes del derecho Internacional y las medidas provisionales ordenadas a este respecto por la Corte Internacional de Justicia», ha zanjado.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.