Las cotorras argentinas han desarrollado dialectos en Europa

Las descubrieron en ocho ciudades de España, Bélgica, Italia y Grecia

En el medio siglo desde que la cotorra argentina llegó a Europa y se extendió por todo el continente, la especie ha desarrollado distintos dialectos que varían según los países y ciudades.

Científicos de los Institutos Max Planck de Comportamiento Animal y de Antropología Evolutiva compararon las llamadas realizadas por estas aves -cuya denominación es Myiopsitta monachus- en ocho ciudades de cuatro países de Europa y descubrieron que estos loros ahora «suenan» diferente en cada ciudad. El trabajo está publicado en la revista Behavioral Ecology.

«Al igual que los humanos, las cotorras argentina en Europa tienen formas únicas de comunicarse según el lugar donde viven», dice en un comunicado el autor principal Stephen Tyndel, estudiante de doctorado en el Instituto Max Planck de Comportamiento Animal.

Debido a que el loro invasor se propagó por Europa recientemente, dice Tyndel, «las cotorras argentinas son el tubo de ensayo perfecto para estudiar cómo evoluciona la comunicación compleja en una especie distinta a la nuestra».

Descubrieron que los loros sí tenían diferentes dialectos en cada ciudad. En Bruselas, por ejemplo, tenían llamadas de contacto que eran particularmente diferentes a las de otras ciudades, dice el coautor principal Simeon Smeele, científico afiliado al Instituto Max Planck de Comportamiento Animal y al Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva. En su mayor parte, los dialectos diferían en la estructura de modulación de frecuencia dentro de cada llamada, «lo cual es muy difícil de escuchar para los humanos», añade Smeele.

2 Comentarios

Deja una respuesta

Your email address will not be published.