Recoba dejó de ser el director técnico de Nacional

"Nacional siempre será su casa, deseándole éxito en sus futuros desafíos deportivos". Recoba, de 48 años, es exfutbolista y dirigió en el último tiempo al club.

Recoba ya no es más el técnico de Nacional, informó el club este lunes al mediodía, en un comunicado. La decisión fue tomada «de común acuerdo», en una reunión celebrada este lunes, afirmó en el escrito.

«Se decidió dar por finalizada su gestión como entrenador de la Primera División. La institución valora y agradece la adhesión, el compromiso y la labor del Chino y todo su cuerpo técnico», añadió Nacional.

«Nacional siempre será su casa, deseándole éxito en sus futuros desafíos deportivos». Recoba, tiene 48 años, es exfutbolista y dirigió en el último tiempo al club.

4 Comentarios

  1. Como siempre ocurre, el fusible es el DT y mientras tanto los asalariados con seguridad de contrato se mantienen y juegan cuando quieren y como quieren. Chino, hay mejores horizontes, suerte.

    • Ni tan tan ni muy muy. Cada uno tiene su cuota parte de responsablidad. Los asalariados (que acá en Uruguay generlamente cobran sus haberes con cierto retraso, por decirlo delicadamente) no juegan cuando quieren: juegan cuando el DT los incluye. Y juegan como pueden, no como quieren. Sería absurdo decir que anoche o contra Fénix o contra Libertad jugaron para atrás. En las tres derrotas fueron claramente superados por rivales que jugaron mucho mejor, con más respuesta futbolística, física (y anoche Cerro jugó más de una hora en inferioridad numérica) y esencialmente anímicas. Rendimientos muy bajos, el cuerpro técnico que nunca pudo armar un equipo, dirigentes que eligieron este plantel y este DT , y los socios que los eligieron. En distinto grado, todos tiene parte en el reparto. Álvaro Recoba es muy joven. Tendrá más oportunidades de proyectarse en el fútbol.

      • Con todo respeto, no me convence del todo este comentario. Los jugadores son los responsables siempre de los resultados, un DT tiene que ser muy negado para que un equipo no rinda si se lo propone, un buen capitán en la cancha puede hacer caminar un equipo si se lo propone con personalidad y firmeza y hasta desobedeciendo al DT si las circunstancias lo indican. El DT gritando desde el borde de la cancha también suena ridículo, nadie está para escucharlo mientras la pelota va para donde quiere y los jugadores también. Y lo que más saben es dejar marcados los tapones para desquitarse cuando los dejan en ridículo. Ahora la mayoría de los goles son el resultado de los rebotes que dan los arqueros y antes eso no ocurría, por algo será. Ahora la mayoría de los pases son para atrás y eso no ocurría. El fútbol es cada vez más ilógico, pero bueno.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Tribuna