Tita Merello, a 20 años de su partida

Se recueran hoy 20 años de la partida de Tita Merello, quién falleció el 24 de diciembre de 2002. Hija de Santiago Merello, un chofer de mateo que murió de tuberculosis cuando su hija tenía tan sólo 6 meses, y de Ana Gianelli, una planchadora uruguaya, a los cinco años Laura Ana Merello fue trasladada a un orfanato porque su madre no podía cuidarla. No pudo concurrir a la escuela y aprendió a leer y escribir recién a los 20 años. La soledad, la pobreza y el abandono emocional marcaron su personalidad.

“Tuve una infancia muy breve. La infancia del pobre siempre es más corta que la del rico”, dijo alguna vez.

Con apenas 13 años debutó como corista en una zarzuela en el Teatro Avenida. Corría el año 1922 cuando se presentó en El Bataclán, un teatro del Bajo Flores, para luego llegar al Teatro Maipo, donde cantó su primer tango: Trago Amargo. Se la conocía como la más rea del tango, porque prefería los tangos humorísticos, irónicos o sarcásticos. Conquistó al público con su condición de arrabalera, su desenvoltura, y su costumbre de decir lo que pensaba y sentía.

Tita sentía que tenía que transmitir lo testimonial y contestatario, por eso algunos de sus preferidos fueron: ¡Qué vachaché!; Cambalache; Yira Yira; ¿Dónde hay un mango?; Tranquilo, viejo, tranquilo; Soy un arlequín; Los amores con la crisis; ¡Qué hacés, qué hacés!; ¡Que careta!; Che, Bartolo. Algunos con tintes autobiográficos como Se dice de mi; Arrabalera; Pipistrela; Graciela oscura; La milonga y yo; y Soledad, la de Barracas, entre otros.

Elegía su repertorio, su modo de expresarlo y así creaba su estilo, entre el recitado y el canto. Descollaba el decir y el recitado musical deliberado, que remataba con gestos y repliegues inesperados en la expresión de su rostro, sin perder jamás el dominio de la dicción, ni los pasos de comedia.

Tita Merello fue pareja de Luis Sandrini. El romance, que comenzó prohibido, los transformó en la pareja del momento. Pero todo terminó en 1948, cuando Tita decidió protagonizar Filomena Marturano en teatro, mientras que Sandrini se fue a filmar en España. “Si no venís conmigo, lo nuestro se termina”, le dijo él. Ella no aceptó la imposición.

Habían pasado 12 años desde su separación. En 1960 Tita grabó el tango Llamarada pasional con la orquesta típica de Héctor Stamponi, quien le puso música a los versos de la Merello. “Gracias por ayudarme a llorar con música”, le dijo a Stamponi.

En los años ‘80, ya retirada, aparecía en diferentes programas de radio y televisión dando consejos de salud a las mujeres: “Muchacha, hacete el papanicolau”, repetía. Tita Merello murió el 24 de diciembre de 2002 a los 98 años.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Sociedad