Casi 40 mil uruguayos tienen problemas renales: 3.000 deben realizar hemodiálisis o diálisis

La mortalidad es de 194 cada 1.000 pacientes, el 60% son hombres.

Las enfermedades renales serán uno de los puntos principales en se enfocará el Ministerio de Salud Pública. En una reciente actividad la nueva Ministra, Karina Rando señaló que en Uruguay hay unos 3.000 pacientes a los que se realiza hemodiálisis o diálisis peritoneal, así como 1.500 trasplantados, con una prevalencia del 10% de la población adulta. La consideró una “enfermedad silenciosa”, ya que, en general, no presenta síntomas hasta los últimos estadios. Añadió que es fundamental un diagnóstico oportuno para un adecuado tratamiento.

Desde 1981 el Fondo Nacional de Recursos (FNR) financia todos los tratamientos de sustitución renal y los programas de prevención. Hasta la fecha se financió la técnica de trasplante a 2.690 personas, con una inversión de 287 millones de pesos. En 2022 se efectuó 3.392 tratamientos de hemodiálisis y 252 procedimientos de diálisis peritoneal, en los que se invirtió en total 2.500 millones de pesos. Estos datos los brindó la directora del FNR, María Ana Porcelli. Agregó que cada año ingresan a los tratamientos de hemodiálisis y diálisis peritoneal 700 nuevos pacientes, y egresa el 80% por fallecimiento y solo un 12% por trasplantes, por lo que se debe seguir trabajando en la ampliación de esta técnica que garantiza mejor calidad de vida, afirmó.

Explicó que la mortalidad es de 194 cada 1.000 pacientes y que el 60% son hombres, y el 52%, mayores de 65 años.

En Uruguay se dispone de cobertura universal para los pacientes con enfermedad renal crónica en etapa de insuficiencia extrema, a través del FNR, cualquiera sea su nivel social o económico. Además, desde 2004, el Programa de Salud Renal permite la captación de pacientes en etapas tempranas de la patología. En la actualidad, hay 29.735 pacientes registrados, que ingresan en un sistema de asistencia, tanto en prestadores públicos como privados, con equipos multidisciplinarios y un sistema informático de alarmas que posibilita citar a aquellos a los que no se ha podido hacer seguimiento para un adecuado control.

El coordinador del Programa de Salud Renal, Pablo Ríos, dijo que «es fundamental» la realización del carné de salud, que incluye dos exámenes básicos: el de orina, mediante el que se puede detectar proteínas, y el de creatinina, que permite evaluar la función renal. Desde 2009, este último es obligatorio para pacientes con diabetes o hipertensión arterial, ya que son los principales factores de riesgo, aseveró.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Sociedad