Datos trimestrales de plan contra el microtráfico en la zona metropolitana: 254 detenidos y 35 armas incautadas

La presentación de los datos la realizó autoridades del ministerio del Interior. Plan contra el microtráfico se desarrolla desde mayo.

Este martes el Ministerio del interior presentó una rueda de prensa para brindar detalle sobre los resultados del plan de combate al microtráfico en la zona metropolitana en el último trimestre (de agosto a octubre).

De acuerdo con los datos suministrados por la cartera, en ese lapso la Policía logró clausurar hasta 105 bocas de venta de droga distribuidas entre Montevideo, Canelones y San José, además de tapiarse otras tres. Asimismo, tuvo lugar la desarticulación de dos bandas criminales que operaban en la zona.

Las autoridades realizaron un total de 210 intervenciones, de las cuales 132 fueron allanamientos y el restante (78) se dieron en vía pública. Durante estos operativos la Policía detuvo a un total de 254 personas: 143 durante allanamientos y 111 en vía pública.

Del total de personas detenidas, 141 recibieron procesamiento judicial y 109 obtuvieron una condena firme de prisión. Además, se incautaron un total de 35 armas de fuego, así como 27 vehículos.

Por otro lado, 3.752.749 pesos  fue la cantidad de dinero que las autoridades recuperaron de los agentes delictivos. En cuanto a sustancias se refiere, se decomisaron 6757 gramos y 270 plantas de marihuana; 5602 gramos de cocaína y 5955 gramos de pasta base.

Desde mayor, mes en el que  comenzó a desarrollarse el plan, la Policía desarticuló a 374 bocas de droga y detuvo a 720 personas, de las cuales terminaron condenadas 382. Asimismo, el dinero recuperado por actividades delictivas asciende hasta los casi 24.5 millones de pesos.

Una banda familiar

El jefe de la Policía de Montevideo, Mario D’Eliía, contó que una de las bandas se llamaba “Los Cacagua” y explicó cómo operaba. Los delincuentes eran tres hermanos más sus parejas e hijos junto con otras personas que les ayudaban en la distribución de drogas. La banda se desplegaba en los barrios de Peñarol y Flor de Maroñas  donde rapiñaban, compraban droga y luego la distribuían. Para ganar territorio se enfrentaban con armas de fuego a sus rivales.

En el caso de la otra banda, esta introducía droga desde países vecinos y la traficaba en vehículos con doble fondo. Los estupefacientes iban a una chacra y luego la distribuían para venderla en Montevideo en la modalidad de microtráfico.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Nacionales