Edil nacionalista cuestiona suba de boleto y que en parte se atribuya a incremento de los combustibles

El precio del boleto no subió por la suba de los combustibles, dijo el edil Diego Rodríguez (Partido Nacional) y atribuyó el incremento a problemas en el financiamiento del transporte en Montevideo.

El curul dijo al Diario La R que “la intendenta Cosse no dio la cara y mandó al director de Movilidad, Pablo Inthamoussu a anunciar el incremento en el precio del boleto, quién menciona el tema del aumento de los combustibles muy por arriba, pero lo incluye”. 

Inthamoussu había señalado el jueves cuando se lo consultó si el aumento de los combustibles incidía en la suba del precio del boleto, que “no directamente” agregando que “es una cuestión bastante compleja de explicar, pero hay otras variables dentro de los costos del sistema de transporte que también veníamos observando”. 

Rodríguez dijo que la intendenta Cosse “utilizó el precio del boleto haciendo política y esperó que pasara el referéndum para anunciar el aumento. A mí me gustaría saber por qué fue este incremento, porque no tiene nada que ver con el aumento en el precio del gasoil. Además, es un mazazo para toda la población”. El subsidio al gasoil es un mecanismo nacional que se encuentra vigente desde el año 2006. Actualmente, consiste en la existencia de un sobreprecio de $ 3,48 por litro de gasoil consumido en el país. “El total de lo recaudado, de ese modo, se transfiere a las empresas operadoras de transporte regular de pasajeros para subsidiarles el precio del gasoil consumido, lo cual finalmente es tomado en el cálculo del precio del boleto, de modo de abaratar la tarifa al público. Del total recaudado, el 39% fue para subsidiar el transporte de pasajeros capitalino, y el resto se destinó a subsidiar el transporte de pasajeros urbanos, departamentales o por carretera del resto del país (media y larga distancia, suburbano, etcétera)” señala un informe elaborado por la comuna. Vale acotar que por este subsidio el boleto vale cinco pesos menos que lo que tendría que costar.

Del total de ingresos del sistema de transporte de pasajeros de Montevideo, que permite a las empresas seguir funcionando, en 2019 (último año de referencia), la intendencia aportó 13%, el gobierno nacional 11%, el Fideicomiso Gasoil 11% y la recaudación por ventas de boletos llegó al 65%. Durante 2020 y 2021 la venta de boletos cayó de manera importante, por lo cual para mantener el sistema funcionado se debió recurrir a los dos factores variables: los aportes del gobierno nacional y municipal. La caída en la venta de boletos hace que los aportes de la comuna se deban incrementar, si no se quiere subir el precio del boleto. 

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Nacionales