/

El Proyecto Neptuno le va a costar mucho dinero al estado

Desde el sindicato de funcionarios de OSE (FFOSE) se alerta sobre que el Proyecto Neptuno es una privatización que costará mucho dinero al Estado uruguayo, mientras cuestiona también la reunión extraordinaria, sin previo aviso, en medio de un paro parcial, con un edificio vacío, como contexto para la aprobación por parte del directorio del proyecto.

El anuncio público lo realizó el presidente en conferencia de prensa desde Torre Eecutiva, junto con el ministro de Ambiente, Adrián Peña, el presidente de OSE, Raúl Montero y la Vice presidenta del Ente del agua, Susana Montaner, pero la decisión de directorio que aprobó el Proyecto Neptuno se realizó entre cuatro paredes, casi a escondidas, aprovechando el paro parcial convocado por el PIT-CNT, denuncia la Federación de Funcionarios de OSE.

El sindicato una vez conocida la resolución inmediatamente dio a conocer su preocupación y está en proceso de evaluar las acciones desde lo jurídico y sindical a seguir.

En declaraciones brindadas al Portal del PIT-CNT, Federico Kreimerman, presidente de FFOSE, señaló que “hay demasiadas verdades a medias 2n los anuncios del Poder Ejecutivo. Se cuestiona por su parte el hecho que un privado este a cargo de “el diseño, la construcción, el financiamiento y el mantenimiento de toda la infraestructura que va a suministrar agua potable”. Otro punto que genera preocupación es el financiero ya que los trabajadores advierten que existe un enorme negocio detrás. 

Ajuicio del sindicato la afirmación de que OSE no pagará por el proyecto, es una visión parcial, ya que no lo hará durante la construcción, pero una vez en funcionamiento abonará un canon anual millonario en dólares por muchos años. 

La federación de trabajadores denuncia el modelo financiero, ya que si bien es cierto que el privado asume el riesgo de la construcción, luego a través del canon va a cobrar todo, o sea el costo real de la obra más los intereses, OSE terminará pagando mucho más por la planta.

Desde las autoridades se ha salido al cruce de otro de punto polémico del proyecto, la posibilidad de que el mismo violeel artículo 47 de la Constitución que indica que el agua tiene que ser un bien público, señalando que la planta será del privado, la mantendrá el privado, pero estará operada por la OSE.

El sindicato indica de que se trata de otra verdad a medias, se preguntan: “si la solución al problema del agua potable la hace un privado, entonces ¿no es una privatización?, si lo es”. Se asegura que por más que se diga que la operarán funcionarios del Ente se construye una infraestructura totalmente privada.

En ese sentido el presidente del sindicato cuestionó el número de funcionarios con que cuenta la OSE, desde el 2018 no ha ingresado personal y se han perdido más de 900 puestos de trabajo, muchos de ellos no se repondrán ya año tras año se han eliminado dos tercios de esas plazas. 

Desde el gobierno se asegura que ingresarán 200 trabajadores por año, pero desde FFOSE se pone en dudas, o al menos en cuestión, el cómo podrá ser posible en tan poco tiempo, ya que sólo sería posible ingresar personal durante el año 2023. El año siguiente el 2024 es año electoral y esto imposibilita el ingreso de funcionarios al Estado. Hoy la plantilla de la OSE tiene un faltante, en estimaciones del sindicato, de al menos 800 funcionarios que repercuten en toda la operativa del Ente.

Finalmente también se pone foco en los temas de “la calidad” del agua que se va a procesar, teniendo en cuenta los valores que se manejan “no se van a construir plantas de tratamiento sino soluciones muy simples que difícilmente puedan garantizar la calidad ambiental después de lo que tira a los cursos de agua el sistema que se va construir”, afirman.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Sindicales

Nace la Celac Social

Lanzamiento de la CELAC Social, una instancia en la que participarán organizaciones sociales, sindicales, políticas, de