Estudio de CIU reveló que 62% de las empresas se vieron afectadas por la salinidad del agua

El 69% afirmó que no dispone de un plan alternativo si se discontinúa con el suministro por parte de OSE.

La mayor salinidad presente en el agua de OSE desde el mes de abril afecta a los procesos productivos del 62% de las empresas, ya sea por la dificultad en su tratamiento, daños a la maquinaria y equipos o cambios en el sabor y la calidad de la producción, entre otras consecuencias. El dato se desprende de un estudio efectuado por la Dirección de Estudios Económicos de la Cámara de Industrias del Uruguay (CIU) sobre la utilización de agua en los procesos productivos de las empresas industriales uruguayas.

El documento fue presentado a los ministros de Industria, Omar Paganini; y de Ambiente, Robert Bouvier; quienes estuvieron acompañados entre otros por por el intendente de Canelones, Yamandú Orsi.

“Este relevamiento es un aporte desde la industria ante la situación que atravesamos en Uruguay a raíz del déficit hídrico. En estas semanas hemos conversado con las autoridades y presentamos varias propuestas, incluida la gestión de los envases plásticos que se generan a raíz del mayor consumo de agua embotellada, a través del Plan Vale. Estamos a disposición para contribuir en este momento, al igual que siempre lo hicimos en los momentos difíciles, trabajando en conjunto para alcanzar el bien común”, comentó Fernando Pache, presidente de CIU. Según la encuesta realizada, el 58% de las empresas reportó que utiliza agua de OSE en los procesos productivos, con un consumo mensual promedio de 45.300 metros cúbicos. De este conjunto de industrias, el 69% afirmó que no dispone de un plan alternativo a implementar en las próximas dos semanas en caso de que existan restricciones en la oferta de agua de OSE, o si se discontinúa el suministro.

De las empresas que afirmaron disponer de un plan alternativo (31%), el 76% señaló poder sustituir como mínimo el 50% del consumo de agua de OSE., El principal plan mencionado fue la utilización de agua de pozo (54%), seguido por la compra de agua a terceros (33%) o la toma de río (4%). Entre las industrias que no disponen de un plan alternativo, el 78% afirmó que suspendería la producción en caso de que se afecte el suministro de agua de OSE, el 17% la disminuiría y el 5% vería afectadas las condiciones sanitarias de su empresa.

El 63% de las empresas que manifestó no utilizar agua de OSE en sus procesos productivos reportó que dispone de una fuente propia para su abastecimiento. Sin embargo, consultadas sobre si cuentan con excedentes para proveer a otras industrias o a OSE, el 80% respondió de forma negativa.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.