Imputan al hombre que roció alcohol y prendió fuego a su pareja

La Fiscalía lo imputó por incendio y lesiones graves dolosas. No le pudo imputar por femicidio por falta de elementos probatorios.

La Justicia de Cerro Largo procesó este jueves la imputación del hombre de 37 años de edad que incendió a su pareja luego de rociarla con alcohol.

De acuerdo con la información suministrada por parte de la Jefatura de Policía arachana, el incidente ocurrió en la tarde de este domingo en la ciudad de Melo. La víctima, una mujer de 41 años, se presentó ante un hospital local con quemaduras importante y, mientras recibía atención médica, le dijo a las autoridades que su pareja la roció en alcohol para luego prenderla en fuego.

Ante la denuncia, los agentes de la Policía se trasladaron hasta la vivienda del hombre, a quien también encontraron con lesiones en la piel. En su caso, las quemaduras se extendían por la zona de las manos y los brazos.

El hombre le dijo a las autoridades policiales que no es cierta la versión de la víctima. En su lugar, aseguró que todo se trató de un accidente cuando preparaban lo necesario para la realización de un asado, por lo que no fue intencional.

No obstante, para las autoridades se trató de de un hecho intencional que tuvo lugar durante una discusión.

En el caso de la mujer, esta recibió atención primaria en el centro de salud al que acudió y luego la trasladaron hasta el Centro Nacional de Atención al Quemado (Cenaque) de Montevideo.

No hubo pruebas de que fue intento de femicidio

Finalmente, la Fiscalía decidió imputar al detenido por un delito de incendio en concurrencia fuera de la reiteración con uno de lesiones graves dolosas. La razón por la que no se le acusó por femicidio fue porque la dependencia del Ministerio Público no halló elementos probatorios convincentes para ello.
La víctima permanece internada en el Cenaque con un estado de salud estable pese a que las quemaduras abarcan gran parte de su cuerpo.

Para el hombre, en tanto, se dispuso una medida de prisión preventiva por 180 días. Sin embargo, se dispuso el arresto domiciliario puesto que también sufrió quemaduras en brazos y manos. En un mes se le someterá a una nueva evaluación para ver si es apto de ingresar al recinto penitenciario.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.