La Casa Blanca acusa a republicanos de “dar las llaves” del comité de investigación a los ultraderechistas

Se sostiene que "parece que pueden estar preparando el escenario para trucos políticos alejados de la realidad".

La Casa Blanca se ha mostrado contraria al nombramiento de los republicanos ultraderechistas Marjorie Taylor Greene y Paul Gosar como miembros del Comité de Supervisión y Reforma de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, el principal comité de investigación de la cámara baja.

El portavoz de la Casa Blanca para estos asuntos, Ian Sams, ha defendido que la Administración de Joe Biden está dispuesta a “trabajar de buena fe para satisfacer las necesidades legítimas de supervisión del Congreso”, si bien ha acusado a los republicanos de “dar las llaves” del comité a algunos de sus congresistas más extremistas. “Con estos miembros uniéndose al Comité de Supervisión y Reforma, parece que los republicanos de la Cámara de Representantes pueden estar preparando el escenario para trucos políticos alejados de la realidad, en lugar de participar en un trabajo bipartidista en nombre del pueblo estadounidense”, ha dicho Sams, según recoge The Hill.

En esta línea, Sams ha lamentado que tanto los recién nombrados Taylor Greene y Gosar, como Scott Perry –quien también ha anunciado que formará parte del comité–, pertenece al ala más extremista de la ideología ‘Make America Great Again’ (‘Hacer América grande de nuevo’), un lema adoptado por el expresidente Donald Trump durante la campaña de 2016 y en base al que justificó medidas de tinte ultranacionalistas. Para el portavoz de la Casa Blanca, el Partido Republicano se ha plegado a estos congresistas “más extremos” que no hacen más que promover “una retórica violenta y peligrosa teorías de la conspiración”. El caso más claro es el de Taylor Greene, quien ha apoyado en reiteradas ocasiones la falsa teoría de que Trump venció en las elecciones de 2020.

A la hora de tratar de entender estos nombramientos, Sams ha dejado entrever que pudieran formar parte de las promesas que el presidente de la Cámara de Representnates, el republicano Kevin McCarthy, hiciera al ala más extremista de su partido para así recabar los votos necesarios que le encumbraran como máxima autoridad de la cámara baja. De hecho, estas palabras de Sams se dan apenas un día después de que también la Casa Blanca solicitase a McCarthy dar a conocer al público los detalles de los acuerdos que negoció con los casi 20 representantes republicanos que, en más de 15 votaciones, se opusieron a su nombramiento como presidente de la Cámara de Representantes.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Mundo