Sospechas de uso de armas químicas en Mariúpol

La Unión Europea ha afirmado que utilizar elementos químicos como armas es “inaceptable” y representa un crimen de guerra, tras las denuncias contra Rusia sobre un presunto uso de armas químicas en la ciudad de Mariúpol.

Sin confirmar las informaciones sobre el uso de sustancias tóxicas como arma, la portavoz de Exteriores de la UE, Nabila Massrali, se ha hecho eco de que soldados ucranianos presentan síntomas de envenenamiento y ha asegurado que el bloque sigue de cerca este caso. En rueda de prensa desde Bruselas, Massrali ha denunciado que emplear elementos tóxicos es una violación de la convención sobre armas químicas, de la que forma parte Rusia.

“Es un crimen de guerra y representa una violación del Derecho Internacional que exacerba el sufrimiento de la población civil. Es totalmente inaceptable y constituye una amenaza a la seguridad de todos”, ha condenado, al tiempo que ha insistido en que no es el primer caso en el que se denuncia este tipo de prácticas por parte de Moscú. Por otro lado, al ser preguntado por Europa Press, un portavoz de la OTAN ha evitado hacer comentarios sobre este caso. Hace semanas, los aliados mandaron equipamiento de seguridad a Kiev para hacer frente a la amenaza de armas químicas y nucleares, tras advertir el secretario general, Jens Stoltenberg, que esto cambiaría la naturaleza del conflicto. El Batallón Azov acusó el lunes a las fuerzas rusas de utilizar “una sustancia venenosa de origen desconocido” contra militares y civiles ucranianos en Mariúpol. Esta alerta tiene lugar en un contexto en el que el Ministerio de Defensa ucraniano ya ha alertado con anterioridad de la alta probabilidad de que el Ejército ruso emplee armas químicas durante sus ataques.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Mundo