Abuelas de Plaza de Mayo de Argentina encontró al nieto 131

Tiene 44 años y es el hijo de Lucía Nadín y Aldo Quevedo, secuestrados y desaparecidos.

Abuelas de Plaza de Mayo anunció la restitución de un nuevo nieto, el 131, en una conferencia de prensa en la que contó su historia. “Como si el fin de año se hubiera empeñado en cumplir deseos, luego de casi tres años, volvemos a celebrar el hallazgo de un nuevo nieto, el 131. Otra vez confirmamos que los casi 300 hombres y mujeres que viven con su identidad falseada están entre nosotros, y nos volvemos a ilusionar con un 2023 con más restituciones”, afirmó el organismo.

Claudia Carlotto, titular de la Comisión Nacional de Identidad, contó que el nieto recuperado estaba “shockeado” al conocer los resultados de los análisis, pero que estaba “muy bien dispuesto cuando vio la foto de sus padres”. “Él es igual a su padre”, dijo la titular de la Conadi y agregó que se recibió de Filosofía y Letras, la misma carrera que cursaban sus padres antes de ser desaparecidos. 

“Ahora empieza un proceso delicado del conocimiento de su familia biológica y la historia de sus padres”, explicó Calotto y adelantó que el nieto 131 pidió un tiempo para tener el primer encuentro con la familia de sus padres biológicos. 

Estela Carloto precisó que se trata del hijo de Lucía Nadín y Aldo Quevedo. El nieto 131 tiene hoy 44 años. “Son 131 los casos resueltos a lo largo de estos 45 años de búsqueda”, destacó la titular de Abuelas. Lucía nació el 13 de diciembre de 1947 en la ciudad de Mendoza y Aldo el 26 de noviembre de 1941 en la localidad de San Carlos, provincia de Mendoza. 

Lucía y Aldo militaban en el PRT-ERP y fueron secuestrados en la Ciudad de Buenos Aires, trasladados al centro clandestino El Banco de La Matanza y que aún permanecen desaparecidos.

Sus compañeros la llamaban “Chiquita” y a él “Dipy”. Fueron secuestrados entre septiembre y octubre de 1977 en la ciudad de Buenos Aires. La joven estaba embarazada de dos a tres meses. Ambos permanecieron detenidos en el CCD “Club Atlético” y “El Banco”. Por testimonios de sobrevivientes, pudo saberse que Lucía fue retirada del CCD “El Banco” entre marzo y abril de 1978 para dar a luz. Estela señaló durante la conferencia de prensa que existen sospechas de que el joven que recuperó su identidad, con 44 años, pudo haber nacido en la Esma. 

Asimismo, Carlotto informó que tuvieron conocimiento del embarazo gracias a los testimonios de otros detenidos y que el parto “podría haberse producido en la ESMA”. Se estima que el nieto 131 habría nacido entre marzo y abril de 1978.

La última vez que Abuelas de Plaza de Mayo había anunciado una restitución fue hace más de tres años, en junio de 2019. Se trató de Javier Matías Darroux Mijalchuk, quien había sido secuestrado con casi cinco meses en diciembre de 1977. 

En su expediente decía que el 27 de diciembre de 1977 había sido encontrado por una mujer que caminaba por la calle, en la intersección de Ramallo y Grecia, a tres cuadras de la ESMA, y cerca de donde esa misma madrugada Elena había sido vista con su bebé por última vez. El niño fue dado en adopción a una familia de Buenos Aires y en 1999 se mudó a Córdoba, donde comenzó su búsqueda. Sus padres, Juan Manuel Darroux y Elena Mikalchuk, permanecen desaparecidos. Ella estaba embarazada de dos meses.

Saludos de Cristina

La vicepresidenta Cristina Kirchner celebró la noticia y destacó que “renace una vez más el derecho a la Memoria y a la Identidad”. “A pocas horas de la Navidad renace una vez más el derecho a la Memoria y a la Identidad: Abuelas volvió a encontrar un nuevo nieto, el 131”, escribió la exmandataria desde su cuenta de Twitter.

La vicepresidenta dijo sentir una “enorme alegría” por el hallazgo y envió un “fuerte abrazo a esas mujeres ejemplo de lucha y humanidad”, en referencia a las Abuelas de Plaza de Mayo.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.