Arezo: “las ganas de jugar en Peñarol no me las quitaba nadie”

Arezo dio sus primeras declaraciones como jugador de Peñarol tras arribar a Uruguay este lunes y firmar contrato.

Arezo
Foto: Peñarol

Este lunes la “joya” del mercado de fichajes de Peñarol, Matías Arezo, arribó a Uruguay, firmó contrato con el “carbonero” y dio sus primeras declaraciones como jugador “aurinegro”. En sus palabras, el joven de 20 año destacó su deseo de jugar en Peñarol, lo que lo hizo priorizar a dicho equipo por encima de otras opciones.

“Física y deportivamente me siento muy bien. Entrené a la par de mis compañeros en Granada aunque no tenía minutos. Me falta fútbol en cancha, pero eso se agarra rápido. Si depende de mí y tuviese que jugar mañana, no tendría problemas”, inició el delantero.

El delantero reconoció que su llegada a Los Aromos tomó “una negociación larga. Por momentos fue estresante, pero las ganas de jugar en Peñarol no me las quitaba nadie”, afirmó.

“La demora a veces juega en contra, pero ahora ya está, hay que adaptarse rápido y ojalá que nos vaya de la mejor manera porque el club lo merece y se armó para esto”.

Sobre el plantel armado, el jugador surgido en River afirmó que “genera mucha ilusión, ganas, no solo a los jugadores, sino que también a la gente. El plantel que hay hoy en día nos llena de expectativas, responsabilidad y para eso se conformó. ¿Por qué no pensar en grande?”.

Disposición de llegar

Arezo confesó que la hinchada “carbonera” fue uno de los alicientes que lo hizo hacer fuerza por volver al así. “Por ellos me puse la prioridad de llegar al equipo. No fue fácil destrabar la salida, pero estuvimos convencido que todo se daría. Estoy agradecido de estar en el club y con ansias de defender los colores a la altura que lo merecen”.

Por último, el delantero afirmó que no tiene problemas en hacer dupla en ataque con Abel Hernández u otro delantero. “Soy un jugador que me he adaptado a distintas funciones, formas y me adaptaré a lo que pida el entrenador para aportar mi granito de arena”, concluyó.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Tribuna