El Real Madrid defiende título ante un Barça con la exigencia de volver a ganar

Un Clásico por una Supercopa y más

El Real Madrid y el FC Barcelona se miden este domingo en el Estadio King Fahd International con motivo de la final de la Supercopa de España, un duelo en la cumbre por el primer título de la temporada, que defienden los blancos y que quieren los azulgranas como posible punto de partida.

El segundo Clásico de la temporada, tras el liguero que se apuntó el Madrid (3-1) el pasado mes de octubre en el Santiago Bernabéu, otorga finalmente a este formato ‘Final 4’ de Supercopa el duelo deseado por el título, aunque con ambos eternos rivales en un momento discreto de fútbol. Así se vio en semifinales, donde ambos necesitaron de los penaltis para avanzar, incapaces de imponer con claridad su favoritismo ante Valencia y Real Betis. Los resultados dan la razón de momento a Carlos Ancelotti y Xavi Hernández, pero el juego de madrileños y catalanes dista mucho de ser el deseado.

El Madrid se marchó a Arabia después de perder ante el Villarreal y, entre el parón por el Mundial y los distintos problemas de lesiones, ha perdido el momento dulce de varias de sus piezas clave. Mientras, el Barça ha reforzado el liderato pese a ceder un empate contra el Espanyol, pero igualmente va justo en prestaciones. Una final, un Clásico y reforzar la confianza de cara al resto de la temporada son grandes alicientes para los dos históricos rivales, con un Madrid que quiere defender la corona y vivir cierto ‘deja vu’. Los de Ancelotti también tuvieron su cuesta de enero el año pasado, pero se quedaron la Supercopa y después hicieron doblete.

Pese a que no pasa por su mejor momento, el campeón de Liga y Champions quiere seguir el idilio ganador. El técnico italiano confía en recuperar el bloque bajo en defensa que tan buen resultado le ha dado y que sus estrellas vuelvan a brillar. Tras una larga lesión, Benzema ha vuelto a marcar, aunque sobre todo de penalti, y Vinícius y Valverde aún no han recuperado su nivel. La mejora después del Mundial también la necesita el Barça, en lo colectivo e individual, aunque haya estirado ese liderato en Liga a tres puntos sobre los blancos. Los de Xavi no pudieron con el Espanyol, rozaron la hecatombe ante el Intercity en Copa y sufrieron mucho ante el Atlético y ya con el Betis en Riad.

Ter Stegen ha tapado los agujeros atrás, como Thibaut Courtois en el Madrid, y en ataque Robert Lewandowski está desentonado, en medio de la sanción que no le impide jugar en Arabia, y Ferran, desaparecido. Además, el equipo culé no mata los partidos y encima no logra su intención de dominar y tener el balón, con lo que termina sufriendo muchos partidos. Xavi ve al menos crece a Ansu Fati y Dembélé sigue siendo un jugador vital para el Barça. Los blancos cuentan con las bajas de Alaba y Tchouaméni, a las que se sumó la de Lucas Vázquez ante el Valencia. Con todo, Ancelotti podrá contar con un once muy reconocible, con Nacho, Mendy o Carvajal en los laterales. El Barça terminó la semifinal con Frenkie de Jong y Dembélé tocados, y Xavi cuenta con más variables que apuntan al momento de Ansu Fati tras su golazo al Betis.

Ambos gigantes llegan en un momento similar, con sus dudas y con el físico algo al límite, pero con un premio importante en juego. “Este club no te permite pensar que tienes la barriga llena”, dijo Ancelotti sobre seguir ganando títulos. Al otro lado, Xavi llegó en noviembre de 2021 con el objetivo de volver a ganar como no se hace desde aquel año y el punto de inflexión puede estar en Riad.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Tribuna