Nacionalizaron el litio en México y López Obrador se compromete a que el Estado lo explotará

El primer mandatario reconoció que no se tiene la tecnología pero anuncia que buscará soluciones.

A un día de que los diputados mexicanos aprobaran la nacionalización del litio para que ninguna empresa extranjera encontrara terreno legal para su explotación, el presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que México no tiene la tecnología necesaria para aprovechar este mineral estratégico, aunque se comprometió a 

A menudo utilizado para fabricar baterías recargables para todo tipo de dispositivos móviles, el litio se ha convertido en “el oro blanco” del mundo. Sin embargo, para extraerlo y explotarlo correctamente se requiere de una tecnología que, hasta el momento, no posee México, el décimo país con la mayor cantidad de yacimientos de litio en el planeta.

Así lo reconoció el presidente mexicano López Obrador tras celebrar la decisión de que el litio fuera propiedad única y exclusivamente de la nación. “Estuve leyendo comentarios de que para qué vamos a querer el litio si nos va a faltar la tecnología. Sí, pero ahí vamos a ir desarrollando la tecnología o se adquiere, pero el litio es nuestro”, comentó el mandatario federal este 19 de abril desde Palacio Nacional, en la Ciudad de México.

“Es como cuando ocurrió la Expropiación Petrolera. Nos condenaron las empresas extranjeras, diciendo que no íbamos a poder sacar adelante la industria petrolera, que los íbamos a ir a buscar porque no teníamos la tecnología. Pero los técnicos mexicanos sacaron adelante a Pemex”, agregó López Obrador.

También señaló que el Gobierno de México revisará los contratos que se han otorgado en el pasado a compañías de otros países para la extracción del litio, y mencionó uno en particular con China. “Hubo un contrato que se transfirió, se vendió en Sonora, un contrato que estaba en manos de una empresa inglesa y pasó a manos de una empresa china. Entonces hubo ahí solicitud de información [de parte de las autoridades] de por qué se había entregado esa autorización”, explicó el presidente mexicano. “Se van a revisar todos los contratos, los autorizados para el litio. Se tiene que ver si se cumplió los procedimientos”, informó.

Acusa a la oposición

Por otra parte López Obrador, ha acusado a los parlamentarios de la oposición de ir contra los intereses nacionales y favorecer los de las empresas extranjeras al rechazar su propuesta de reforma eléctrica.

La Cámara de Diputados de México ha rechazado este fin de semana la iniciativa presentada por López Obrador tras una sesión de más de doce horas en la que el Ejecutivo alcanzó los dos tercios de los votos necesarios para su aprobación. La votación se saldó con 275 apoyos y 223 votos en contra. En este contexto, el mandatario ha tildado de “muy lamentable” lo ocurrido en el pleno, si bien ha reconocido que “no es extraño”. “Un grupo de legisladores que, en vez defender los intereses de la nación, se convirtieron en francos defensores de empresas extranjeras que se dedican a robar y estos diputados respaldaron a los saqueadores”, ha criticado.

La reforma pretendía establecer que al menos el 54 por ciento de la energía fuera gestionada por la Comisión Federal de Electricidad (CFE), en lugar del 38 por ciento que maneja actualmente, dejando en manos privadas y compañías extranjeras el 62 por ciento del control energético. La oposición argumentó su rechazo a la reforma en que llevaría a un aumento de las emisiones de gases contaminantes y a un encarecimiento de la electricidad, algo que, sin embargo, el propio presidente de México ha desmentido en varias ocasiones.

Otro de los opositores de la reforma es Estados Unidos. El país vecino ha sostenido que el dictamen podría perjudicar sus inversiones, por lo que planteó al Ejecutivo de López Obrador una serie de requerimientos.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Mundo