Restos de un buscado templo de Poseidón excavados en el Peloponeso

Restos de un templo arcaico, que presumiblemente formaba parte de un largamente buscado santuario dedicado a Poseidón, han sido descubiertos en un yacimiento en la costa occidental del Peloponeso.

El antiguo historiador griego Estrabón se refirió a la presencia de un importante santuario situado en esa misma zona hace unos 2.000 años.

Investigadores del Instituto Arqueológico Austriaco, en colaboración con colegas de la Universidad Johannes Gutenberg de Maguncia (JGU), la Universidad de Kiel y el Eforato de Antigüedades de Elis, desenterraron en el yacimiento de Kleidi los restos de una primitiva estructura similar a un templo que se encontraba dentro del santuario de Poseidón y que muy posiblemente estaba dedicado a la propia deidad.

La forma de la costa occidental de la península del Peloponeso, región en la que se encuentra el yacimiento, es muy característica. A lo largo de la curva prolongada del golfo de Kyparissa hay un grupo de tres colinas de roca sólida rodeadas de sedimentos aluviales costeros en una zona dominada por lagunas y pantanos costeros.

Gracias a su fácil acceso y seguridad, en la época micénica se estableció aquí un asentamiento que continuó floreciendo durante varios siglos y pudo mantener contactos con el norte y el sur a lo largo de la costa.

El profesor Andreas Vött, de la Universidad de Maguncia, lleva a cabo desde 2018 prospecciones geoarqueológicas en esta zona con el objetivo de aclarar cómo evolucionó esta situación única y cómo ha cambiado la costa en la región de Kleidi/Samikon a lo largo del tiempo.

“Los resultados de nuestras investigaciones hasta la fecha indican que las olas del mar Jónico abierto bañaron directamente el grupo de colinas hasta el V milenio a.C.. A partir de entonces, en el lado que daba al mar, se desarrolló un extenso sistema de barreras de playa en el que varias lagunas quedaron aisladas del mar”, explicó en un comunicado Vött, catedrático de Geomorfología de la JGU.

Sin embargo, se han hallado pruebas de que la región fue azotada repetidamente por tsunamis tanto en la prehistoria como en la historia, más recientemente en los siglos VI y XIV de nuestra era. Esto concuerda con los informes de tsunamis conocidos que se produjeron en los años 551 y 1303 de nuestra era. “La situación elevada que proporcionan las colinas habría tenido una importancia fundamental en la antigüedad, ya que habría permitido desplazarse por tierra firme a lo largo de la costa hacia el norte y hacia el sur”, señaló Vött.

En otoño de 2021, el geofísico Dr. Dennis Wilken, de la Universidad de Kiel, encontró rastros de estructuras en un yacimiento situado al pie oriental del grupo de colinas, en una zona que ya había sido identificada como de interés tras una exploración previa. Tras los primeros trabajos de excavación bajo la supervisión de la Dra. Birgitta Eder en otoño de 2022, estas estructuras resultaron ser los cimientos de un antiguo templo que bien podrían ser los del largamente buscado templo a Poseidón.

“La ubicación de este lugar sagrado descubierto coincide con los detalles proporcionados por Estrabón en sus escritos”, subrayó Eder, que trabaja para el Instituto Arqueológico Austriaco.

En los próximos años se llevará a cabo un exhaustivo análisis arqueológico, geoarqueológico y geofísico de la estructura. Los investigadores esperan determinar si guarda una relación específica con un paisaje costero sometido a grandes transformaciones. Por lo tanto, a partir de las pruebas geomorfológicas y sedimentarias de los tsunamis recurrentes en este lugar, también se investigará el aspecto geomitológico.

Parece posible que este lugar fuera elegido explícitamente como emplazamiento del templo de Poseidón debido a estos sucesos extremos. Al fin y al cabo, los antiguos consideraban a Poseidón, con su culto de Creador de la Tierra, responsable de los terremotos y los tsunamis.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Sociedad