Una noche de violencia en Nuevo Laredo

La ciudad mexicana de Nuevo Laredo, situada en la frontera con Estados Unidos, ha sido escenario este lunes de madrugada de varios incidentes violentos que han llevado a las autoridades locales a suspender las clases y a paralizar el servicio de transporte público para evitar posibles riesgos durante el día.

La alcaldesa, Carmen Lilia Canturosas, ha abogado en Facebook por “cuidar la integridad de la comunidad estudiantil y de todo el personal docente”, razón por la cual se han suspendido las clases en los niveles más básicos. En la universidad, se ha optado por la enseñanza a distancia al menos en el turno de mañana.

El Consulado de Estados Unidos ha atribuido la “situación de emergencia” en Nuevo Laredo a una operación de arresto, con tiroteos en “múltiples” lugares de la ciudad. Esta legación ha instado a los ciudadanos a permanecer a refugio hasta nuevo aviso. No obstante, a primera hora del día el Gobierno local ha asegurado que “la situación en la ciudad comienza a normalizarse”, sin entrar en más detalles. “La recomendación es tomar las precauciones debidas y usar todos nuestro criterio, por favor”, han enfatizado las autoridades en redes sociales.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Mundo