Concejal brasileño acosa sexualmente a una compañera en plena sesión

La concejal del Partido de los Trabajadores (PT) Carla Ayres ha presentado una denuncia contra Marquinhos da Silva, del Partido Social Cristiano (PSC), después de que este le agarrara e intentara besarla a la fuerza en plena sesión de la Cámara Municipal de Florianópolis, en el sur de Brasil.

La agresión tuvo lugar durante este jueves en el pleno, después de que Ayres volviera de la tribuna a la que había subido para intervenir sobre un proyecto de ley. Mientras regresaba a su escaño, Da Silva se levantó del suyo y la interceptó, agarrándola del brazo y acercándosela para intentar darle un beso.

Las imágenes de lo ocurrido muestran como Ayres se intenta soltar, visiblemente molesta. La concejal del PT ha revelado que mientras estaba interviniendo en el pleno, Da Silva estaba riéndose, “como si él estuviese en las gradas y yo estuviera perdiendo un debate o un partido”, informa el diario ‘Folha de Sao Paulo’.

Cuando Ayres iba camino de su escaño, Da Silva “dijo algo así como ‘has perdido'” a lo que ella le respondió que se trataba de algo serio. “Entonces él me agarró del brazo, cuando le di la espalda él llevó a cabo esa escena indecorosa y siguió riéndose y diciendo que estaba todo bien. Fue bochornosa”, ha contado.

Ayres ha contado que si bien Da Silva luego le pidió disculpas, “esa no es la cuestión” ya que lo ocurrido no es propio de un parlamentario. “Es asqueroso”, ha dicho la concejal del PT, que presentará una denuncia por acoso sexual y violencia política de género.

La concejal ha denunciado que el caso es un reflejo más de un sistema “que permite a los hombres actuar con las mujeres como desean, profiriendo palabras y accediendo a nuestros cuerpos sin pedir autorización y sin tener conocimiento de que están cometiendo una invasión de la privacidad”.

Ayres ha agradecido las muestras de solidaridad de varios de los parlamentarios y ha pedido “medidas más duras” contra estas acciones, las cuales no pueden ser tratadas como si fueran simples juegos sin importancia.

Por su parte, y a través de un comunicado, Da Silva ha pedido perdón nuevamente, afirmando que asume el error que ha cometido. Sin embargo, ha asegurado haber recibido con tristeza la acusación de acoso. “Mis sinceras disculpas a ella y a todas las mujeres que se sintieron ofendidas”, ha dicho.

Precisamente este episodio ha tenido lugar durante la sesión en la que se aprobó en la Cámara de Florianópolis la creación de la Procuraduría de la Mujer, que se encargará de analizar e investigar denuncias de violencia machista.

Por otro lado, la cámara ha repudiado lo ocurrido, enfatizando su compromiso en la lucha contra cualquier violencia ejercida contra las mujeres y anunciado que se llevarán a cabo las investigaciones necesarias antes de llevar a cabo las medidas administrativas y disciplinarias.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.