El segundo y el tercer balneario de la Costa de Oro

La Costa de Oro está compuesta por una serie de balnearios que, como dice uno de los versos del Pericón Nacional, se encuentran “uno detrás del otro como botón de chaleco”. La misma se extiende entre los arroyos Pando y Solís Grande por la ruta Interbalnearia “Gral. Líber Seregni”.

Arco de Salinas / Foto: Wikipedia

La Costa de Oro nace en el kilómetro 36 de la ruta Interbalnearia “Gral. Líber Seregni”, lugar donde se encuentra el balneario Neptunia. Si se sigue con dirección hacia el este, el siguiente destino es Pinamar.

PINAMAR

Situado en el kilómetro 36,500, es una de las ciudades balnearias más cercanas a la capital nacional. Sus orígenes se remontan al año 1955 cuando la empresa MAR S.A. comercializó sus terrenos junto a los de los balnearios Lagomar y Solymar -destinos que forman parte de la Ciudad de la Costa-.

El gran atractivo de este balneario es su playa en la que las familias concurren con los más pequeños por su seguridad y la tranquilidad de sus aguas. Además de disfrutar de la realización de actividades acuáticas bajo la supervisión de los guardavidas, la playa de Pinamar es ideal para desarrollar caminatas por la costa, pesca deportiva y disfrutar de una jornada bajo la sombra de los árboles que le dan nombre al lugar: los pinos.

A su vez, cuenta con un club homónimo situado sobre Av. Nogueira entre las calles 1 y 2 que ofrece diversos servicios, entre los que se encuentra la cantina y un sector con juegos para los más pequeños.

Dentro de sus principales calles se encuentran Av. de los Pinos, por la cual limita con el balneario Neptunia, y Colón, la frontera con la localidad que la prosigue: Salinas.

SALINAS

Dos kilómetros hacia el este se encuentra uno de los balnearios más antiguos de la costa canaria, cuyo desarrollo se debe a la visión del escribano Hildebrando A. Berenguer y el Dr. Luis Calzada. El fraccionamiento de los terrenos lo comenzó Luis María De Mula y fue completado por Omar Paganini y CarlosRabassa.

Sobre 1938 se comercializaron los primeros terrenos del balneario, cuyo nombre proviene del de una ciudad chilena cercana a Valparaíso, según indicaban sus fundadores.

Recién 17 años más tarde comenzó atransitarse su calleprincipal, que es en la que se encuentran los principales negocios del balneario: Av. Julieta. Previamente, en 1952, al final de esta vía, sobre el cruce con la rambla, se había inaugurado el Obelisco en homenaje al prócer de la Patria,José Gervasio Artigas, de 31 metros de alto.

Entre 1954 y 1955 se edificó un ícono de la ciudad: el Arco de Salinas. El mismo se encuentra sobre Av. Julieta y es obra del Arq. Omar Ariasi.

Con el paso de los años, la localidad comenzó a adquirir cada vez más adeptos que la eligen primero como lugar de segunda residencia, pero más tarde como su lugar donde vivir. Es así que con el aumento poblacional que sufrió durante finales de la década del 70 y principio de los años 80, el Parlamento elevó el balneario a la categoría de ciudad mediante la Ley 15.283 aprobada el 1° de junio de 1982.

Al igual que ocurre con el resto de los destinos de la costa canaria, su playa es uno de los puntos fuertes de la localidad. Esta es ideal para la realización de deportes náuticos o actividades en su costa, dentro de las que se encuentra la pesca de pámpanos, roncaderas y burriquetas, según se destaca en el portal casaseneleste.com

Uno de los lugares a recorrer en Salinas es el popular club Albatros ubicado en la rambla entre las calles Sobra de Toro e Imbirá.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Suplementos