La misión Lucy de la NASA visitará su primer asteroide este año

La nave espacial añadirá otro encuentro a su viaje de 6.000 millones de kilómetros y será este mismo año.

El 1 de noviembre de 2023, Lucy observará de cerca un pequeño asteroide del cinturón principal para realizar una prueba de ingeniería del innovador sistema de navegación de seguimiento de asteroides de la nave. La misión Lucy ya está batiendo récords al planear visitar nueve asteroides durante su gira de 12 años por los asteroides troyanos de Júpiter, que orbitan alrededor del Sol a la misma distancia que Júpiter.

En un principio, no estaba previsto que Lucy viera de cerca ningún asteroide hasta 2025, cuando sobrevolará el asteroide del cinturón principal (52246) Donaldjohanson. Sin embargo, el equipo de Lucy identificó un pequeño asteroide aún sin nombre en el cinturón principal interior, designado (152830) 1999 VD57, como un posible objetivo nuevo y útil para la nave espacial Lucy. “Hay millones de asteroides en el cinturón principal de asteroides”, explica Raphael Marschall, colaborador de Lucy en el Observatorio de Niza (Francia), que identificó el asteroide 1999 VD57 como objeto de especial interés para Lucy. “Seleccioné 500.000 asteroides con órbitas bien definidas para ver si Lucy podría viajar lo suficientemente cerca como para ver bien alguno de ellos, incluso a distancia. Este asteroide realmente destacaba. La trayectoria de Lucy, tal y como se diseñó originalmente, la llevará a menos de 40.000 millas del asteroide, al menos tres veces más cerca que el siguiente asteroide más cercano.”

El equipo de Lucy se dio cuenta de que, añadiendo una pequeña maniobra, la nave espacial podría ver aún más de cerca este asteroide. Así que, el 24 de enero, el equipo lo añadió oficialmente al recorrido de Lucy como prueba de ingeniería del pionero sistema de seguimiento terminal de la nave espacial. Este nuevo sistema resuelve un antiguo problema de las misiones de sobrevuelo: durante la aproximación de una nave espacial a un asteroide, es bastante difícil determinar exactamente a qué distancia se encuentra la nave del asteroide, y exactamente hacia dónde apuntar las cámaras. “En el pasado, la mayoría de las misiones de sobrevuelo han tenido en cuenta esta incertidumbre tomando muchas imágenes de la región en la que podría estar el asteroide, lo que significa una baja eficiencia y muchas imágenes de espacio en blanco”, dijo en un comunicado Hal Levison, investigador principal de Lucy en el Southwest Research Institute. “Lucy será la primera misión de sobrevuelo que emplee este innovador y complejo sistema para seguir automáticamente al asteroide durante el encuentro. Este novedoso sistema permitirá al equipo tomar muchas más imágenes del objetivo.”

Resulta que 1999 VD57 ofrece una excelente oportunidad para validar este procedimiento nunca antes volado. La geometría de este encuentro -especialmente el ángulo de aproximación de la nave al asteroide con respecto al Sol- es muy similar a la de los encuentros previstos de la misión con asteroides troyanos. Esto permite al equipo llevar a cabo un ensayo general en condiciones similares mucho antes de los principales objetivos científicos de la nave espacial. Este asteroide no fue identificado antes como objetivo porque es extremadamente pequeño. De hecho, 1999 VD57, cuyo tamaño se estima en apenas 700 metros, será el asteroide del cinturón principal más pequeño jamás visitado por una nave espacial. Su tamaño es mucho más similar al de los asteroides cercanos a la Tierra visitados por las recientes misiones OSIRIS-REx y DART de la NASA que al de los asteroides del cinturón principal visitados anteriormente. El equipo de Lucy llevará a cabo una serie de maniobras a partir de principios de mayo de 2023 para situar la nave espacial en una trayectoria que pasará a unos 450 kilómetros de este pequeño asteroide.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Sociedad