Los 31 grados no frenaron el fervor de los hinchas celestes en la Explanada

La ansiedad podía sentirse en cada rincón. Gritos, bocinazos, vuvuzelas a todo pulmón se escuchaban por la Av 18 de Julio y Ejido.

Los hinchas celestes estaban concentrados desde temprano en la explanada de la IMM en la previa del partido para verlo a través de la pantalla gigante de la fachada del Impo.

Las banderas de Uruguay se hacían presentes en los autos y balcones que estaban ubicados en el centro de Montevideo.

La ansiedad podía sentirse en cada rincón. Gritos, bocinazos, vuvuzelas a todo pulmón se escuchaban por la Av 18 de Julio y Ejido.

Con apuestas encontradas, los hinchas consideraban que iba a ser “un partido difícil” pero mantenían que la “garra charrúa” era suficiente para que Uruguay le gane a Portugal.

A pesar de los 31 grados que marcaban a las 16 horas, las personas que se habían acercado para ver el partido no dejaban de cantar “Soy celeste”.

En el primer tiempo, los hinchas mantuvieron la esperanza de ganar mientras alentaban a la selección sin parar.

Los más pequeños pudieron disfrutar de la presencia del influencer Leandro Sosa y sacarse fotos con él.

Mientras que personal de la IMM y del Impo repartieron gorros para que la gente que estaba disfrutando del partido pudiera protegerse del sol.

En el entretiempo, el público aprovechó para conseguir mejores lugares y refrescarse, mientras que llegaban más personas a alentar a la celeste.

En el comienzo del segundo tiempo, Portugal pudo llegar al arco a los 54 minutos y Cristiano Ronaldo rompió el marcador.

Era la primera vez que la explanada de la IMM se encontraba en silencio desde el comienzo del partido. Sin embargo, al rato los celestes comenzaron a alentar nuevamente a la selección porque “todavía se podía ganar”.

Los cambios que se realizaron en el equipo de Uruguay fueron bien recibidos y la gente seguía esperando gritar el gol de la celeste.

A los 74 minutos, Maxi Gómez patea y la pelota se estrella contra la madera, tras un remate que mantuvo a los hinchas celestes expectantes y entusiasmados con un posible empate.

Pero luego en el tiempo adicional, se vió una mano de José María Giménez que tras reclamar los jugadores de Portugal les otorgaron el penal que estaban pidiendo.

Y con ese penal, Bruno Fernandes le otorga el 2 a 0.

En la explanada se empieza a sentir la frustración y los hinchas que fueron a alentar al equipo celeste empiezan a retirarse del lugar.

Al culminar el partido 2 a 0, la selección volvió a los vestuarios con la sensación de no haber cumplido su objetivo y de no haber logrado los tres puntos.

Los hinchas si bien “esperaban otro resultado” de Uruguay, se sienten “más desconfiados” con el próximo partido contra Ghana el próximo viernes 2 de diciembre a las 12 horas.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Tribuna