Mattos: “Tenemos una sequía que viene poniéndose día a día más compleja”

El Poder Ejecutivo y Ministerio de Ganadería extienden hoy la emergencia agropecuaria.

Desde la hora 10.30, en la sede del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), está convocado al Comité Asesor de la Emergencia Agropecuaria, que junto a las autoridades del gobierno, en un 99% de posibilidades de que se renueve la emergencia agropecuaria, dada la falta de precipitaciones y el déficit hídrico que atraviesa el territorio nacional.

Al respecto, el Ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Fernando Mattos, dijo que seguramente se tome esa decisión “porque está a la vista todo lo que está ocurriendo. Nosotros declaramos la emergencia agropecuaria el 24 de octubre, es decir, para cumplir los 90 días, y lejos de revertirse, la situación se ha agravado bastante. Nosotros, en relación a la Declaratoria del año 2021, la declaramos la emergencia última 60 días después. Es decir, la declaratoria de 2021 fue en diciembre. Nosotros hicimos esta declaratoria dos meses antes, así que estamos en una situación de un proceso acumulativo de escasez de lluvias y de precipitaciones que prácticamente en tres años de precipitación faltó uno”.

Ayer se realizó una reunión encabezada por por el secretario y el prosecretario de la Presidencia, Álvaro Delgado y Rodrigo Ferrés, de la cual participaron también el subsecretario del Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca (MGAP), Juan Ignacio Buffa, y sus pares de Defensa, Rivera Elgue; Interior, Guillermo Maciel; Salud Pública, José Luis Satdjian; Transporte y Obras Públicas, Juan José Olaizola; Ambiente, Gerardo Amarilla; Desarrollo Social, Andrea Brugman; Vivienda y Ordenamiento Territorial, Tabaré Hackenbruch, e Industria, Energía y Minería, Walter Verri.

Asimismo asistieron el director nacional del Sistema Nacional de Emergencias (Sinae) Sergio Rico; el presidente del Congreso de Intendentes, Fernando Echeverría; la presidenta de la UTE, Silvia Emaldi; el presidente del Banco de la República Oriental del Uruguay (BROU), Salvador Ferrer, y representantes de la OSE, la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) y el Instituto Nacional de Colonización (INC).

En declaraciones realizadas luego de la reunión, Buffa indicó que se trata de la tercera emergencia agropecuaria consecutiva en el país y mencionó algunas de las medidas vigentes, como la prórroga del pago de aportes al BPS y la reducción del costo de energía eléctrica para los regantes. Además, sostuvo que se evalúan medidas tendientes a lograr un alivio financiero para los productores a través del BROU y que se procura la atención a los productores de pequeño porte a través del INC, mediante la promoción de líneas de crédito para colonos, el sostenimiento de los costos de las rentas para este año y la aplicación del 10% de reducción para aquellos que pagaron en fecha en 2022.

Falta de agua

Antes de este encuentro el ministro Fernando Mattos se había reunido con el sector lechero. Dijo que hay “un proceso acumulativo que ha determinado que las reservas de agua subterráneas estén escasas, las reservas de aguas en superficie también. Por más que tengamos y nos preparemos, como hay muchos sistemas productivos que se vienen preparando para la escasez de lluvias, faltando el agua en un proceso tan prolongado, acumulado, es muy difícil de poder enfrentar y por lo tanto estamos en esa situación que ojalá se pueda revertir”, expresó el jerarca.

En una semana en la que se toman decisiones dado el complejo panorama, este lunes 16 por la tarde, Fernando Mattos recibió a representantes de las gremiales lecheras, quienes habían solicitado una reunión con las autoridades de la cartera para manifestar su preocupación por la crisis a consecuencia de la sequía, y las dificultades que viene presentando el sector.

Al respecto, Mattos dijo que “era de esperar porque todos los sistemas productivos están afectados por el déficit hídrico. Una sequía que viene poniéndose día a día más compleja con enormes dificultades en todos los sistemas productivos, y claramente en la lechería que ha registrado en los últimos días una caída importante de los volúmenes de producción”.

Agregó que “eso afecta mucho lo que es la ecuación del productor, porque además ya venía de hace varios meses generando un esfuerzo de inversión importante generando en la dieta de las vacas el uso más concentrado de más raciones y eso eleva el costo de producción, pero ahora ni con eso se logran sostener los sistemas porque la falta de los verdeos de verano, que son tan importantes en esta época del año para equilibrar las dietas, la falta de agua ha determinado que la oferta forrajera, muchos sorgos y otros forrajes de verano no hay progresado no han tenido la disponibilidad de fibra necesaria para componer la dieta, y todo eso repercute en el tanque de frio y en el volumen de leche que se recolecta”.

Ante los medios explicó que “más allá de esta circunstancia que es generalizada en el país, ahora empezamos a mirar con una vista más a largo plazo, con una mirada más larga, en el caso que continúen estos procesos de sequía y donde no tengamos las precipitaciones que se esperan. Vamos a pasar un mes de enero con un promedio muy bajo de lluvias y esto cada vez nos deja menos tiempo para la eventual recuperación de algunos sistemas de producción”. Para el secretario de Estado ya hay que mirar las consecuencias en el próximo invierno, la disponibilidad de granos y fibras, podemos inclusive estar pensando de algún operativo de importación de granos de alguna otra región, porque el Mercosur también está afectado, sea por exceso de lluvias en el caso de Paraguay y Brasil o por una sequía aún mayor que se vive en Argentina”.

Consultado como serían los posibles futuros procesos de distribución, Mattos dijo que “está todo arriba de la mesa, pero nosotros preferimos dejarlo librado a que el sector privado pueda explorar. Tampoco queremos interferir en las posibilidades de los productores internos que puedan generar. Aun no está jugado el partido de los granos pero si tenemos que tomar las precauciones con tiempo”.

En línea con la respuesta, dijo también que “en el caso del Estado lo que puede hacer es aliviar la carga tributaria, sea del puerto o la tasa consular que incide sobre las importaciones. Estamos estudiando distintas alternativas para reducir los costos de introducción en el caso de sea necesario, también está la aplicación del Arancel Externo Común, esto siempre mirando un escenario que hoy no está confirmado pero siempre tenemos que tener un escenario más pesimista por si las precipitaciones no llegan y tenemos que tomar medidas de mayor extremo”.

Para Mattos, las próximas semanas son decisivas si no hay lluvias que puedan revertir la situación, “vamos a tener afectación también en los cultivos que todavía, a no ser el caso de los cultivos de riego o de los cultivos que están en los maíces de primera, que han tenido un fracaso bastante generalizado porque no les llovió en buena parte del ciclo, y ya están en una etapa de marchitamiento que no tienen reversión. Seguramente, si esto puede ocurrir con los demás cultivos si en las próximas semanas no tenemos precipitación”.

En referencia a si se verá afectado el mercado, el secretario de Estado explicó que “el mercado va a ser afectado porque no vamos a tener suficiente producción. En el caso de la leche, no, porque siempre hay un volumen. Recordemos que Uruguay es un gran exportador. Este año se exportaron más de 900 millones de dólares de lácteos, una cifra récord de que se tenga memoria, pero también es cierto de que si tenemos menos producción, va a haber menos procesamiento, menos divisas, menos trabajo en las industrias. Muchas industrias al no tener materia prima, van a tener que enviar trabajadores el seguro de paro, que es lo natural, al no haber producto, eso puede tener una consecuencia. Pero creo que no debemos todavía describir escenarios tan negativos”.

“Todavía tenemos posibilidad de algún tipo de reversión. Tenemos que sí, responsablemente del gobierno, tener una mirada mirando todos los escenarios posibles. Si se da lo peor, sí tendremos que tomar algunas medidas y lógicamente, como en el caso de que ya nos manifestamos, en frutas y verduras va a haber un abastecimiento pero tal vez no del volumen necesario. No queremos tampoco castigar todavía la economía de los sufridos productores amenazándolos con importaciones, pero eso estará sobre la mesa y no podemos anticiparnos de qué va a ocurrir con los precios”, afirmó Mattos.

Cambio Climático

Acerca del tema, Mattos sostuvo que “tenemos que acá pensar que esto es este patrón de cambio climático vino para quedarse y que tenemos que tratar de buscar soluciones de adaptación de mejor manera. Quiero decir, probablemente muchos productores de mucha edad nos comentaban, y yo soy uno de ellos, porque ya algunos años tengo, que en el pasado reciente no se ha visto una circunstancia de un proceso tan prolongado. Hay un efecto del cambio climático que no podemos soslayar y que tenemos que asumirlo que es así. Por lo tanto, para una situación de cambio del comportamiento del clima en producciones a la intemperie, tenemos que cambiar también nuestros sistemas de adaptación”.

Para el secretario de Estado, en el país “tenemos que tener esquemas de disponibilidad de agua, diferentes a lo que hemos tenido, porque lo que está ocurriendo hoy no ocurría en el pasado. Entonces, directamente lo que tenemos que hacer son cosas distintas y probablemente tengamos que conversar con otras carteras dentro del gobierno para establecer obras de carácter estructural de reservorios de agua que hoy no disponemos”.

1 Comentario

  1. En el gobierno de Mujica ,se le dió un crédito para solucionar el tema.Que paso se compraron camioneta nueva y minga hacer aguadas.A joderse ” mallas oro”.Importemos fruta y verdura, cuando la hicieron toda en carretilla la llevaron a bancos en paraísos fiscales.Y ahora yo te tengo que subsidiar a comer mierda ,cartoneros.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Nacionales