Cuando el sistema es agredido

Preocupa el desarrollo social en latinoamerica

Diario la R conversó con Enrique Cal, presidente de FUCVAM, sobre el análisis que la federación viene realizando acerca de la amenaza al trabajo que llevan adelante distintas organizaciones sociales en varios países de Latinoamérica, como consecuencia de los hechos que se han sucedido en los últimos tiempos.

El contexto social y político en varios países viene siendo noticia en este comienzo de año 2023, un hecho que no es ajeno a una organización como FUCVAM, la que ha trascendido fronteras desde hace tiempo. En este sentido su presidente nos dice: “como primer comentario hay que decir que FUCVAM ha hecho todo lo que ha estado a su alcance para dar a conocer al mundo cual es el modelo de construcción de vivienda que encabeza y defiende.” A su entender y el de los cooperativistas se trata de “un sistema de vivienda, un modelo de interés social dirigido a los sectores populares.” Un modelo que es efectivo y que funciona en nuestro país y que se ha podido replicar en muchos otros en el mundo entero, más de 10 países han adoptado el sistema, en nuestra Latinoamérica hay varios ejemplos de esto; “claro está con las adaptaciones que requiere cada situación en particular por sus necesidades y características”, afirma.

“Es así que nosotros tenemos cooperativas formadas en Bolivia, Paraguay, Brasil, Argentina, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Guatemala, Sri Lanka, España, entre otras más, que han diseminado el modelo de FUCVAM por el mundo, cualquiera de ellas podrían ser perfectamente socias de la federación si estuvieran en el Uruguay”, aclaró el dirigente.

Es así que nos asegura que “con el mismo empeño que hemos trabajado en el crecimiento y la expansión del modelo cooperativo de vivienda”, les preocupa cuando el sistema es agredido o se intenta cambiar las condiciones para su construcción. En este sentido observan lo que sucede en la región y más allá de ella; “Paraguay donde a partir de cambios en la legislación se pretende asfixiar a las cooperativas, se suman los hechos en Brasil, donde tenemos un largo e histórico vínculo con las organizaciones sociales, Perú donde hemos estado atentos y en contacto con los sindicatos de construcción de viviendas por el clima de represión social que impera, en El Salvador, en la comunidad Santa Marta, donde han sido apresados líderes de organizaciones sociales.” En este último caso hace una pausa y recalca que “es muy preocupante”, los dirigentes presos pertenecen a las ADES, Asociación de Desarrollo Económico Social, encargados del desarrollo social y económico de la comunidad. “En este lugar FUCVAM tiene una cooperativa hermana, Héroes de Piedras Rojas, que son todos ex combatientes de la guerra salvadoreña y que en el marco de los acuerdos de paz, que se cumplen 31 años de su firma, hoy se encuentran insertos en la comunidad desarrollando su proyecto de desarrollo social, económico y productivo.” Nos dice del compromiso y la lucha ambiental que mantienen, manifestándose abiertamente contra la explotación minera “expoliadora” y que “es preocupante que se persiga a quienes son los abanderados de la lucha contra los grandes intereses de la industria minera. Desde FUCVAM estamos siguiendo muy de cerca lo que sucede con estos compañeros detenidos, denunciando lo que está sucediendo y declarando nuestra total y absoluta solidaridad como movimiento social que somos.”

Otro punto de atención de la federación esta puesto en Perú, donde la situación política es muy compleja y la violencia desatada ya ha provocado la muerte de “compañeras y compañeros en la ciudad de Juliaca, sólo por salir a manifestarse en las calles.” Al respecto Enrique Cal dijo: “consideramos que esta barbarie policial-militar es un atentado a la libertad de expresión, a la libertad democrática y a la voluntad popular; cuando hay un pueblo que se expresa hay que atenderlo, negociar y ver cuáles son las situaciones que generan este descontento que termina en un levantamiento popular.”

En este marco “no debemos olvidar lo ocurrido en Brasil, la toma de los edificios públicos tiene que ver con la escalada de la derecha y su sensación de impunidad, generada durante el gobierno de Bolsonaro.” Manifestó la preocupación de FUCVAM por los dirigentes sociales y sus organizaciones que han estado defendiendo un modelo de país; “si una turba organizada y financiada es capaz de invadir los edificios públicos, que no podrán hacer con una organización social. Exigimos que se haga justicia y que el gobierno democráticamente elegido pueda gobernar el país debidamente”, sentenció.

Consultado el presidente desde que lugar político se para FUCVAM para realizar su análisis, fue categórico “FUCVAM plantea sus preocupaciones a partir del contexto que vive cada país, con una total autonomía política, entendemos que los cambios de administración en un país siempre abre una serie de incertidumbres e interrogantes a las organizaciones del mundo social sobre cuál va a ser la nueva orientación”, pero dijo también, “siempre los cambios en el Estado burgués, las trabajadoras y los trabajadores son la válvula de ajuste, en gobiernos de izquierda o de derecha, eso ha sucedido en ambas situaciones.”

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Suplementos